El laser CO2 crea una gran energia sin afectar a los tejidos circundantes. A través de la energia calorifica del laser CO2 se consigue eliminar la capa superficial de la piel sin afectar a los planos profundos, y, por lo tanto, se evitan las cicatrices hipertróficas o lesiones que de alguna forma pudieran perjudicar el resultado.Láser CO2

¿EN QUÉ CONSISTE EL LASER CO2?

Tiene unos resultados espectaculares, pero no es una técnica fácil, ya que requiere gran experiencia quirúrgica y por lo tanto debe ser realizada por un buen profesional experimentado. Tampoco es indolora ni rápida, pues requiere que la zona a tratar se anestesie, ya que una quemadura de primer o segundo grado siempre produce algún dolor, y no es suficiente con cremas anestésicas.

En cuanto al postoperatorio tampoco es fácil ni sencillo. Pero a pesar de esto, se trata de una técnica muy recomendable y con resultados extremadamente buenos cuando la indicación ha sido correcta.

La intervención con Láser de CO2 requiere una cuidadosa selección de pacientes para evitar complicaciones y para obtener los mejores resultados. Candidatos dificiles son aquellos que presentan una hiperpigmentación, que se queman ante cualquier exposición solar, pacientes con tez morena o pacientes con muchas pecas.

En cuanto a la preparación para la intervención se requieren las mismas pruebas que para cualquier tipo de cirugia, ya que no hay que olvidar que se trata de una intervención quirúrgica, y como tal debe ser realizada por un cirujano experto y siempre en un quirófano perfectamente equipado.

Se opera con anestesia local más sedación. El Láser CO2 siempre actúa como una quemadura, pues es una tremenda potencia que se dispara sobre una zona. La epidermis de la zona tratada se volatiliza, desaparece y la zona que queda por debajo sufre un recalentamiento que a su vez produce colágeno, con lo que aparece una piel mucho más tersa y sin arrugas.

DURACIÓN DEL LASER CO2

La intervención dura más o menos una hora por zona, y si se trata de la cara completa unas dos horas.

Como toda quemadura requiere unos cuidados inmediatos importantes, bien haciendo un tratamiento oclusivo tapando la lesión pero hidratándola suficientemente para evitar la aparición de costra, o bien un tratamiento abierto con renovación de cremas, eliminación de la exudoración y de la piel sobrante cada poco tiempo.

El postoperatorio es de una semana, tras la cual se puede recuperar la actividad social. El tiempo de regeneración de la piel definitiva es entre tres y seis meses, antes de los cuales el paciente no debe exponerse al sol.

El tratamiento con Láser CO2 no sustituye al peeling quimico facial, ya que actúa a mayor profundidad que éste, con lo que se consiguen resultados muy superiores.

 

Enlaces de interés