, ,

Letizia Ortiz, fan de la medicina estetica y no tanto de la cirugía estética (El Mundo)

La princesa Letizia Ortiz, no se ha tocado el mentón, como se ha publicado. Le gustan más los tratamientos de belleza y rejuvenecimiento menos agresivos, que no la cirugia estetica.

Letizia Ortiz Cirugia Estetica

Letizia Ortiz Cirugia Estetica

 

Letizia Ortiz y su cambio físico

El Dr. Mato Ansorena comenta su opinión sobre los evidentes cambios de la princesa en www.elmundo.es.

Según el Dr. Mato Ansorena, Letizia es más amiga de la medicina estética en los que se incluyen tratamientos de rejuvenecimiento facial menos agresivos y destaca los buenos resultados de los tratamientos a los que se ha sometido.

Leer artículo completo en: www.elmundo.es

BELLEZA Cambios para mejor

Una de las cosas que los españoles le echan más en cara, y nunca mejor dicho, a Doña Letizia son sus constantes cambios de imagen, unos cambios bastante radicales en el rostro a tenor de estas dos imágenes con una década de diferencia. Que la Princesa de Asturias pasase por quirófano en 2008 para someterse a una rinoplastia (por «motivos de salud», deslizó Zarzuela) denota, para muchos, una falta de naturalidad necesaria en una futura Reina consorte. Algo que le sobra a Máxima de Holanda, una mujer de la misma edad con sus consecuentes arrugas y curvas.

En cualquier caso, cabe alabar que Letizia cuide su apariencia física; ella es imagen de España y hay que admitir que no es tan amiga de la cirugía estética como se cree. Lo es más de la medicina estética, con tratamientos de belleza y rejuvenecimiento mucho menos agresivos. La princesa se arregló la nariz «posiblemente por un complejo suyo, ya que nadie había reparado en esa pequeña imperfección», sostiene el cirujano plástico Javier Mato Ansorena, que celebra el «buen trabajo» de su compañero Antonio de la Fuente en la faz de Letizia.

La princesa se arregló la nariz ‘posiblemente por un complejo suyo’ sostiene el cirujano plástico Javier Mato

«Le limaron un poco el saliente de su caballete, pero la punta de la nariz quedó perfecta, algo difícil de hacer», puntualiza el médico. La princesa no se tocó el mentón, como se ha llegado a publicar; es decir, no se ha operado también la barbilla. «Es una intervención mucho más violenta y no hay rastro de ella. Esa zona apenas le ha cambiado en 10 años».

Letizia «podría haberse inyectado Bótox en la cola de las cejas para elevar su mirada» y posiblemente haya rellenado sus arrugas «con vitaminas y ácido hialurónico», los procedimientos estéticos más habituales. «El resultado, en cualquier caso, es perfecto. Ha envejecido muy bien. Sin embargo, a mi juicio no necesitaba operarse ni pincharse nada. Ella es muy bella y tiene una personalidad arrolladora, cualidades suficientes»