El gimnasio nunca ha sido un lugar en el que mostrar las últimas tendencias de moda y belleza. Sin embargo, con las redes sociales inundadas de famosas, gurús del fitness e ‘influencers’ entrenando y ante la profusión de ‘selfies’ demostrando que hacemos deporte, las normas que regían estos centros se relajan. Si antes utilizar una camiseta de propaganda estaba permitido -total, para sudar…- de un tiempo a esta parte es mejor lucir un conjunto adecuado, demostrar que tenemos estilo también entrenando. Y con el maquillaje pasa un poco lo mismo, hay que tener buena cara. Siempre.

Sin embargo, lo de aplicar una capa cubriente sobre nuestra piel y luego hacer ejercicio puede tener sus inconvenientes. “En general no hay riesgos particulares en entrenarse maquillada, pero cuando se transpira, los poros se abren y la piel puede absorber los metales pesados de los productos utilizados con el riesgo de tener una reacción alérgica”, explica William Scott Agostini, director médico de Bionike. “También aumenta el riesgo de obstruir dichos conductos y de padecer una infección local o foliculitis, así como un brote de acné. Además, en muchas ocasiones el sudor hace que al final del ejercicio el maquillaje se desplace y tengamos un aspecto lamentable”, puntualiza la Dra. Vasco, de las Clínicas Mato Ansorena.

La elección del maquillaje adecuado para lucir una piel sana, es muy importante a la hora de evitar posibles reacciones alérgicas y otros problemas cutáneos. “Se recomienda utilizar un maquillaje testado en níquel, cromo y cobalto y sin perfume. Especialmente en caso de piel sensible, el maquillaje puede representar un problema. Por ejemplo, el níquel es el metal que se encuentra con más frecuencia en materias primas como en los pigmentos contenidos en el maquillaje y es el primer responsable de reacciones alérgicas de contacto”, nos ilustra Agostini.

Teniendo en cuenta estas premisas cada vez son más las firmas de cosmética que lanzan productos específicos para utilizar durante el ejercicio. “Se trata de cremas ligeras con un poco de color para unificar el tono de la piel, aunque lo ideal es entrenar con la cara limpia, usando preferiblemente un producto de higiene adaptado a nuestro tipo de piel”, añade la Dra. Vasco. Por ejemplo Birchbox, famosa por sus cofres de belleza, lanzó su gama Arrow; Eyeko cuenta con la gama ‘Sport’; Primark, que estrenó hace poco su colección de maquillaje, hizo lo propio lanzando Work Out. Incluso las hay, como Sweat, pioneras en esta tendencia, que se dedican exclusivamente a este tipo de productos -tal vez influya que sus creadoras sean un grupo de deportistas-.