HILOS TENSORES CORPORALES PDO PARA EL TRATAMIENTO DE ÁREAS CORPORALES

Los hilos de polidioxanona (PDO) se emplean hace muchos años en cirugías como las cardiacas. Se trata de hilos reabsorbibles que nuestro organismo metaboliza por hidrólisis.

Hoy en día muchas personas se decantan por tratamientos no quirúrgicos, que no requieran pasar por un quirófano ni un tiempo de recuperación que les impida trabajar o llevar su vida diaria de forma totalmente normal. Los tratamientos con hilos tensores corporales PDO se han convertido en una herramienta a nuestro alcance para mejorar la flacidez, no sólo del rostro, sino también de zonas corporales que, por la edad, la pérdida brusca de peso u otros factores como un embarazo, han perdido su tensión natural y han ganado flacidez.

Los hilos tensores corporales de PDO son biocompatibles y reabsorbibles (se disuelven por completo en unos 180 días). Su utilización durante largo tiempo en innumerables intervenciones quirúrgicas nos da idea de su seguridad y compatibilidad con nuestro organismo.

En medicina estética, los hilos reabsorbibles de PDO se utilizan para redensificar el tejido, su aplicación en los puntos y zonas que queremos tratar van a estimular la síntesis de colágeno y elastina, dando de nuevo tensión al tejido.

hilos tensores corporales

Existen diferentes tipos de hilos PDO:

Mediante una combinación de los mismos de acuerdo a una pauta personalizada y adaptada a cada zona a tratar, conseguiremos atenuar la flacidez y mejorar la calidad de la piel de zonas como los brazos, la cara interna de los muslos, los glúteos, la parte superior de las rodillas o el abdomen.

Monofilamentos

Monofilamentos colocados en mallas para estimular la síntesis de colágeno.

Doble espriral

Con doble espiral para aumentar la bioestimulación en las zonas donde queremos intensificar la misma.

Espiculados

Espiculados para tensión puesto que se anclan al tejido circundante y nos permiten aumentar el tiraje en ciertas zonas.

Los hilos corporales de PDO se pueden utilizar en solitario o en algunos casos, recomendamos la combinación con otros tratamientos como radiofrecuencia para reforzar y coadyuvar la síntesis de colágeno, u otras técnicas como carboxiterapia o mesoterapia específica para mejorar la flacidez.

SI NOTAS QUE LA FLACIDEZ DE UNA O MÁS ZONAS CORPORALES HA AUMENTADO PROGRESIVAMENTE O QUE TRAS UNA PÉRDIDA DE PESO O UN EMBARAZO HAY ZONAS QUE HAN PERDIDO TONO, CONSÚLTANOS, PORQUE EXISTE UN TRATAMIENTO NO QUIERÚRGICO DE REDENSIFICACIÓN CUTÁNEA QUE PUEDE AYUDARTE.