Manchas en la pielLas manchas en la piel son alteraciones en la uniformidad del color de una determinada zona de la piel.

Con el paso del tiempo, las manchas en la piel van haciendo acto de presencia.

A medida que ganamos años, van apareciendo esas manchas o hiperpigmentaciones que son un signo más de la edad y un signo más del paso del tiempo y del fotoenvejecimiento que sufre paulatinamente la piel.

Un ejemplo común de esto son los léntigos solares, esas manchas oscuras, más o menos circulares, que aparecen sobre todo en el rostro el escote y las manos y que llamamos “manchas de envejecimiento o de edad”.

¿Cuáles son las causas de la aparición de estas manchas en la piel?

La génesis de las mismas está relacionada con el envejecimiento cronológico de la piel y con la exposición a la radiación ultravioleta, por eso suelen aparecer en zonas que está expuestas al sol durante varios o muchos meses al año.

Su principal causa es la no protección frente a la radiación solar, la sobreexposición a la misma o el haber sufrido previamente quemaduras solares. Las pieles más claras empiezan a desarrollarlos más tempranamente y las pieles más oscuras pueden empezar a mostrarlas décadas después que las primeras, puesto que los fototipos más claros tienen una menor protección contra la radiación ultravioleta y por eso tienen, entre otras cosas, un mayor riesgo de sufrir quemaduras solares.

¿Pueden tratarse las manchas en la piel?

Por supuesto, hoy en día disponemos de tecnología para poder eliminar muchas de ellas mediante el empleo de la luz más adecuada. El empleo de un haz lumínico específico cuya longitud de onda tiene afinidad por la melanina (El pigmento en que son ricas estas manchas), hace que estas absorban la luz de manera intensa.

La plataforma Glentle-max es un equipo con tecnología láser que posee dos longitudes de onda (755nm y 1064nm) para poder adaptarnos a los tipos de manchas y profundidades de las mismas.

Se trata de un tratamiento llevadero y fácil para tratar el rostro, manos y escote y que también puede emplearse en otras áreas corporales.

Tras el tratamiento, aparecen costritas leves y superficiales sobre las manchas que remiten en un plazo de 1-2 semanas, se puede emplear maquillaje si queremos y se requieren entre 1-3 sesiones.

El aclaramiento y atenuación de las hiperpigmentaciones produce un efecto de rejuvenecimiento claro y es que, a veces, las manchas delatan el paso del tiempo incluso más que otros signos del envejecimiento.

¿Cómo pueden ser las manchas en la piel?

Pueden existir manchas blancas o más pálidas que la piel de la zona, o incluso rojizas, pero las manchas en la piel que suponen más número de consultas son las que tienen diferentes tonos de marrón.

Éste tono marrón se debe normalmente a un exceso del pigmento habitual de la piel  llamada melanina, que puede ser debido a un aumento en el número de células que lo produce o bien a un aumento de la cantidad de pigmento en esa zona.

La exposición al sol influye de forma directa sobre cualquier tipo de mancha en la piel, bien sea oscureciéndola de forma transitoria (pecas, lunares) o permanente (melasma), o favoreciendo su aparición en una piel que nunca ha tenido manchas (léntigos o manchas de la edad, pigmentaciones postinflamatorias).

Está demostrado que las manchas en la piel pueden llegar a hacernos aparentar hasta 10 años más, por ello es frecuente que los pacientes quieran eliminarlas.

Prevención de manchas en la piel

No olvides que para prevenir la aparición de manchas en la piel y evitar su nueva aparición una vez que ya se han tratado,  es fundamental usar medidas de protección solar incluso en invierno, que deben combinar el empleo de medidas-barrera (gorras o sombreros, gafas de sol, sombra), con el de cremas con filtros solares que cubran completamente el espectro de la luz solar.