Plasma Rico en Plaquetas o PRP

El Plasma rico en plaquetas es una exitosa técnica que ofrece un beneficio doble: de salud y de belleza, por lo que todos debemos conocer en qué consiste y valorarlo como una de las mejores alternativas en medicina estética.

Este tratamiento previene el envejecimiento y mejora sensiblementr el aspecto de la piel además de drenar, nutrir, desintoxicar, mantener y equilibrar las células.

El plasma rico en plaquetas (PRP) o también llamados factores de crecimiento FCE, regulan la remodelación de la dermis y la epidermis con una gran influencia sobre la apariencia y la textura de la piel.

Está comprobado que la aplicación tópica, o la inyección subcutánea de FCE, o plasma rico en plaquetas, produce importantes cambios sobre la piel envejecida: restaurando la vitalidad cutánea, aumentando su grosor, recuperando la consistencia elástica, mejorando la afluencia vascular, estimulando secreciones e incrementando la tersura y apariencia de la piel.

Plasma Rico en Plaquetas - Madrid

Plasma rico en plaquetas (PRP): Solución Antienvejecimiento

¿Qué son los FCP?

Los FCP son unas proteínas presentes en nuestro organismo de forma natural, encargadas de desencadenar los procesos regenerativos de los tejidos. Se encuentran en todas las células, y especialmente en las plaquetas, de las cuales pueden ser aislados y reintroducidos para revitalizar los tejidos. Hasta ahora los FCP se han venido utilizando en Medicina como cicatrizantes, ya que aceleran la formación de vasos y tejido conectivo; ahora en Medicina Estética están demostrando ser muy beneficiosos en la lucha contra el envejecimiento facial.

Procedimiento

Con el procedimiento de plasma rico en plaquetas, comienza con la extracción de una pequeña muestra de sangre del paciente, de la que se extraen en el laboratorio los factores de crecimiento del propio paciente; mientras tanto se prepara la piel con nuestro programa Renovate (eliminación de impurezas, renovación de la capa cornea, hidratación y nutrición), con objeto de obtener una piel receptiva al máximo para aplicar los FCP mediante mesoterapia.

Resultados

La liberación de los factores se va produciendo en los 3 días siguientes, y ponen en marcha un proceso biológico de regeneración de tejidos cuyos resultados son visibles en poco tiempo. La piel envejecida recupera vitalidad, consistencia, elasticidad y tersura. Cualquier paciente, hombre o mujer, que presente los primeros signos de envejecimiento, como preparación a la cirugía o como complemento de otros tratamientos puede someterse a este procedimiento.

Claves sobre el PRP

  • La bioestimulación con plasma rico en plaquetas (PRP) es un tratamiento en el que el ingrediente principal es la propia sangre del paciente. El médico la extrae del brazo de manera indolora, introduciéndola en una máquina que la centrifuga. De este proceso surgirá un suero enriquecido en plaquetas que participará activamente en la formación de un nuevo colágeno a través de la bioestimulación. Este colágeno dara un rejuvenecimiento global a la zona en la que se aplique.
  • El médico aplica el plasma al paciente a través de una serie de pinchazos rápidos en la zona elegida, que apenas notará, ya que la anestesia estará haciendo su función.
  • Este tratamiento se suele aplicar en manos, cuello y rostro, aunque en ocasiones también se utiliza para estimular el crecimiento del cabello.
  • El objetivo final del tratamiento no es otro que el de lograr una piel más tersa y luminosa, con una mejor textura, menos flaccidez y menos arrugas.
  • Antes de someterse a un tratamiento de PRP el paciente será sometido a una historia clínica, acompañada de un análisis de sangre completo para descartar cualquier tipo de patología en él.
  • Es recomendable aplicar el tratamiento de PRP cuando se comienza a observar que la piel está perdiendo colágeno y, por ende, su capacidad de regeneración celular.
  • El tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas se puede realizar en cualquier época del año. Aunque es imprescindible utilizar crema solar protectora después de cada sensión, aunque sea en invierno.
  • Es recomendable realizar el PRP 2 o 3 veces al año, dependiendo de cada paciente, para que los resultados se observen con claridad y permanezcan.