blefaroplastia

La Blefaroplastia está considerada como uno de los procedimientos de rejuvenecimiento facial más fáciles de realizar.

Puede llegar a restarnos hasta 10 años gracias a su capacidad para atacar al unísono problemas como las bolsas, la hinchazón las arrugas o la flacidez del párpado. Por ello, no es de extrañar que se haya convertido también en una de las cirugías faciales más demandadas. ¿Algunas ventajas?. La cicatriz es mínima y la recuperación, una de las más rápidas de todo el espectro de tratamiento quirúrgicos que ofrece la Cirugía Plástica y Estética. Te contamos todo lo que debes sabes sobre la reina de las técnicas para rejuvenecer los ojos.

blefaroplastia

1. No es necesario realizarla  bajo anestesia general.

La cuestión de la anestesia, supone una de las mayores inquietudes de muchos pacientes antes de una operación. Según el Dr. Mato Ansorena, dada la naturaleza mínimamente invasiva del procedimiento y su pronta recuperación puede realizarse con anestesia local sin correr ningún riesgo. “ En una blefaroplastia suministrar anestesia local con sedación, nos garantiza que el paciente no veo ni recuerde nada del procedimiento”. La ventaja, es que no se corren los mismos riesgos que habría que acatar si el procedimiento requiriese anestesia general. Es más, la ausencia de anestesia general implica que reanudar la actividad normal del cuerpo será mucho más sencillo, porque el organismo necesitará expulsar una cantidad mucho menor de anestesia, por lo que el efecto ‘groggy’ de la misma no será un problema después de salir de la intervención.

“ En una blefaroplastia suministrar anestesia local con sedación, nos garantiza que el paciente no veo ni recuerde nada del procedimiento”

2. No tienes porqué hacerte el párpado inferior y superior.

La blefaroplastia tiene que ser un trabajo en el que predomine la sutileza y precisión del bisturí. Si se retira demasiado, no puede corregirse. Hay personas en las que sólo sea necesario retocar el párpado superior y otras en las que el caso requerirá de mayor alcance, o lo que es lo mismo; una blefaroplastia completa. Para determinar la mejor opción acorde al rostro, edad y expectativas, es básico que el cirujano plástico oriente y escuche a cada paciente. Así lo asegura el Doctor Mato Ansorena “Es importantísimo detectar en la primera consulta qué  aspectos de su mirada son los que molestan y acomplejan más al paciente, para poder proponer la mejor solución”. Pero además, prosigue, valorar el conjunto del rostro tiene el mismo nivel de importancia.

“La cirugía facial tiene que valorarse y realizarse teniendo en cuenta el rostro en su conjunto. Sino el resultado puede ser totalmente desequilibrado y ‘romper’ la belleza natural y expresividad de la persona”.

Blefaroplastia, antes y después

3. Después de la Blefaroplastia, el ojo no se puede maquillar.

Es importante resaltarlo, porque aunque la recuperación de esta intervención sea rápida y las cicatrices casi inapreciables a las semanas. La zona orbicular está constituida por una piel muy fina y sensible, que tras la intervención hay que dejar que se recupere sin agredir. El maquillaje se considera en este sentido perjudicial en el postoperatorio porque genera infecciones y problemas de cicatrización. Pero además, hay otra razón de más peso para vetar de tu neceser postoperatorio cualquier cosmético con pigmentos y es que éstos, dada la juventud de las incisiones pueden tener un efecto tatuaje permanente nada agradable. Los cosméticos, a no ser que estén recetados por el doctor, también estarán prohibidos por decreto.

4. Las cicatrices son mínimamente visibles, pero dependen de la técnica del cirujano.

En el caso del párpado inferior, la cicatriz se puede hacer dentro del ojo a través de la vía transjuntival. Ésta cuenta con la gran ventaja de eliminar la cicatriz externa, por lo que las marcas visibles del procedimiento quirúrgico desaparecen. En el caso  del párpado superior, la cicatriz se esconde tras un pliegue. Aunque si la cicatrización y recuperación es buena es casi imperceptible, es muy importante seguir todos los consejos postoperatorios pautados por el médico. Dado que según explica el Dr. Mato Ansorena “ La piel de los párpados es extremadamente fina y sensible, por lo que tras la operación cuidarla será imprescindible”. Además durante los primeros meses la línea de incisión será rosácea, pero ésta puede camuflase gracias a un corrector de ojos.

5. Si está bien hecho, la Blefaroplastia no cambia la expresión de los ojos.

Es la inquietud número uno entre aquellos que estén valorando una Blefaroplastia. Para que no cambie la expresión hay tres aspectos fundamentales del procedimiento quirúrgico. En primer lugar no se pueden quitar – si es que existen- las bolsas, sino que hay que recolocarlas. De lo contrario el ojo envejece, se hunde y además se notan más las arrugas. Por otro lado, es primordial conservar el surco nasoyugal – el que va de la nariz al ojo- pues cuanto más hundido esté, más proclive será el rostro a evidenciar ojeras. Por último, para evitar el ojo redondo que puede surgir tras una blefaroplastia- un buen ejemplo sería René Zellweger- es muy importante no quitar demasiada piel del área. En resumen; la clave de una blefaroplastia natural es ser muy sutil con el bisturí”.

renee zellweger operaciones

La actriz de Bridget Jones antes y después de su blefaroplastia. Como se ve en la comparativa, el resultado cambia la expresión de René, una buena técnica evitaría este problema.

 

seguridad de las prótesis mamarias
seguridad de las prótesis mamarias

 

En 2018 se diagnosticaron 32.825 nuevos casos de cáncer de mama, según datos de la Asociación de Lucha Contra el Cáncer (AECC), lo que supone un 30 por ciento de aumento desde 2012 (25.215 nuevos casos diagnosticados).

Cada 15 segundos en algún lugar del mundo, una mujer es diagnosticada de un cáncer de mama. Según los últimos datos disponibles de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en 2017 fallecieron 6.573 mujeres a causa del cáncer de mama. Según los datos de la Asociación de Lucha Contra el Cáncer (AECC), en 2018 se diagnosticaron 32.825 nuevos casos de cáncer de mama.

Los costes del tratamiento de cáncer de mama en España difieren según su estadio clínico. Siguiendo un estudio realizado en 2010 en el Sistema Vasco de Salud (Osakidetxa), el coste inicial fue de 9.838 € en el estadío 0, de 17.273 € en el I, de 22.145 € en el II y de 28.776 € en el III.

En cuanto al coste de seguimiento anual fue de 172 € en el estadío 0, de 908 € en el I, de 994 € en el II y de 1.166 € en el III. El coste anual del estadío IV fue de 17.879 €, siendo el componente de mayor coste la quimioterapia. Los dos determinantes principales del coste total del cáncer de mama son el tratamiento inicial de los estadíos I a III y el coste del estadío IV alcanzando este último los 50.061 € por paciente.

Para prevenirlo se puede realizar una mastectomía subcutánea. La mastectomía subcutánea de prevención es una técnica quirúrgica no mutilante, que consiste en la extirpación de entre el 90 por ciento y el 80 por ciento del tejido mamario, con el que se previene la aparición del cáncer mama en un 90 por ciento de los casos. Esta cirugía supondría un coste mucho menor que cualquier otro tratamiento.

En principio, los casos más claros para someterse a esta cirugía serían los que han dado positivo en los genes BRCA1 y BRCA2, que tienen un 80 por ciento de posibilidades de desarrollar la enfermedad. En el resto de casos, la indicación está en discusión.

“Valorar en cada caso la mastectomía subcutánea no solo es una oportunidad para la supervivencia de un número de mujeres, si no casi una obligación desde el punto de vista de la eficiencia en la gestión de los recursos destinados a Sanidad”, ha subrayado el cirujano plástico Javier Mato Ansorena.

Para Mato Ansorena, hay otros factores de riesgo como la ausencia de lactancia (mujeres noníparas), la menarquía precoz y menopausia precoz, los tratamientos hormonales sustitutivos, el sometimiento a radiación o ciertas enfermedades benignas de la mama, que son detonantes conocidos de este tipo de cáncer. Es decir, aplicar una mastectomía subcutánea debe valorarse cada caso y no es feudo exclusivo de las portadoras de genes peligrosos. “Lo que debe prevalecer, ante todo, es el deseo de la paciente”, ha indicado.

Otro factor de confusión en la aplicación de esta técnica se debe a ignorar qué es y qué supone. En el caso de la subcutánea de prevención solo se realiza un vaciado del tejido mamario potencialmente peligroso y se sustituye por una prótesis. La única señal visible de la operación es una cicatriz de unos cinco centímetros.

Si además la intervención la realiza un cirujano plástico, indica el doctor, el pecho queda “embellecido y perfecto” porque durante la cirugía se puede aumentar su volumen o corregir asimetrías y forma. “Mi intención con esta técnica quirúgica es prevenir el cáncer, pero procurando que cada mujer sienta que su feminidad está intacta”, ha asegurado el Mato Ansorena.

 

Texto original;  https://noticias.medicinatv.com/los-casos-de-cancer-de-mama-han-superado-el-30-de-aumento-desde-2012

 

mastectomía subcutánea
mastectomía subcutánea
En 2018 se diagnosticaron 32.825 nuevos casos de cáncer de mama, según datos de la Asociación de Lucha Contra el Cáncer (AECC), lo que supone un 30 por ciento de aumento desde 2012 (25.215 nuevos casos diagnosticados). Cada 15 segundos en algún lugar del mundo, una mujer es diagnosticada de un cáncer de mama. Según los últimos datos disponibles de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en 2017 fallecieron 6.573 mujeres a causa del cáncer de mama.

Leer más: https://www.infosalus.com/mujer/noticia-debo-hacerme-mastectomia-subcutanea-prevenir-cancer-mama-20191011140208.html

 

mastectomía subcutánea

En 2018 se diagnosticaron 32.825 nuevos casos de cáncer de mama, según datos de la Asociación de Lucha Contra el Cáncer (AECC), lo que supone un 30 por ciento de aumento desde 2012 (25.215 nuevos casos diagnosticados). Por ello, cada vez más mujeres recurren a la mastectomía subcutánea de prevención, lo que supone no perder el pecho y reducir las probabilidad de padecer cáncer de mama.

Cada 15 segundos en algún lugar del mundo, una mujer es diagnosticada de un cáncer de mama. Según los últimos datos disponibles de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en 2017 fallecieron 6.573 mujeres a causa del cáncer de mama. Según los datos de la Asociación de Lucha Contra el Cáncer (AECC), en 2018 se diagnosticaron 32.825 nuevos casos de cáncer de mama.

Los costes del tratamiento de cáncer de mama en España difieren según su estadio clínico. Siguiendo un estudio realizado en 2010 en el Sistema Vasco de Salud (Osakidetxa), el coste inicial fue de 9.838 € en el estadío 0, de 17.273 € en el I, de 22.145 € en el II y de 28.776 € en el III.

En cuanto al coste de seguimiento anual fue de 172 € en el estadío 0, de 908 € en el I, de 994 € en el II y de 1.166 € en el III. El coste anual del estadío IV fue de 17.879 €, siendo el componente de mayor coste la quimioterapia. Los dos determinantes principales del coste total del cáncer de mama son el tratamiento inicial de los estadíos I a III y el coste del estadío IV alcanzando este último los 50.061 € por paciente.

Para prevenirlo se puede realizar una mastectomía subcutánea. La mastectomía subcutánea de prevención es una técnica quirúrgica no mutilante, que consiste en la extirpación de entre el 90 por ciento y el 80 por ciento del tejido mamario, con el que se previene la aparición del cáncer mama en un 90 por ciento de los casos. Esta cirugía supondría un coste mucho menor que cualquier otro tratamiento.

En principio, los casos más claros para someterse a esta cirugía serían los que han dado positivo en los genes BRCA1 y BRCA2, que tienen un 80 por ciento de posibilidades de desarrollar la enfermedad. En el resto de casos, la indicación está en discusión.

«Valorar en cada caso la mastectomía subcutánea no solo es una oportunidad para la supervivencia de un número de mujeres, si no casi una obligación desde el punto de vista de la eficiencia en la gestión de los recursos destinados a Sanidad», ha subrayado el cirujano plástico Javier Mato Ansorena.

Para Mato Ansorena, hay otros factores de riesgo como la ausencia de lactancia (mujeres noníparas), la menarquía precoz y menopausia precoz, los tratamientos hormonales sustitutivos, el sometimiento a radiación o ciertas enfermedades benignas de la mama, que son detonantes conocidos de este tipo de cáncer. Es decir, aplicar una mastectomía subcutánea debe valorarse cada caso y no es feudo exclusivo de las portadoras de genes peligrosos. «Lo que debe prevalecer, ante todo, es el deseo de la paciente», ha indicado.

Otro factor de confusión en la aplicación de esta técnica se debe a ignorar qué es y qué supone. En el caso de la subcutánea de prevención solo se realiza un vaciado del tejido mamario potencialmente peligroso y se sustituye por una prótesis. La única señal visible de la operación es una cicatriz de unos cinco centímetros.

Si además la intervención la realiza un cirujano plástico, indica el doctor, el pecho queda «embellecido y perfecto» porque durante la cirugía se puede aumentar su volumen o corregir asimetrías y forma. «Mi intención con esta técnica quirúgica es prevenir el cáncer, pero procurando que cada mujer sienta que su feminidad está intacta», ha asegurado el Mato Ansorena.

Mastectomía subcutánea: un tratamiento de «lujo»

En cualquier caso, el tratamiento no está al alcance de cualquiera en España, puesto que la sanidad pública los aplica de forma muy restrictiva. Según los datos de la AECC, el acceso es aún más complicado para aquellas mujeres con pocos recursos. La AECC estima que un 16 por ciento de las mujeres que fueron diagnosticadas de cáncer de mama en España durante 2017 tenía situación de riesgo socioeconómico en el momento del diagnóstico.

Esto significa que, para unas 4.223 mujeres en edad laboral, el cáncr supone un serio agravante a su situación socioeconómica previa. Ya sea por estar sin empleo (2.030 mujeres), ser autónoma (1.252 ) o disponer de bajos ingresos (941 trabajadoras por cuenta ajena con rentas inferiores al SMI ).

A esta situación se suma que, además de contar con bajos ingresos, las mujeres afectadas también tienen que asumir unos 150 euros al mes de gastos derviados de la enfermedad. Para evitarlo, la Asociación de Prevención Quirúrgica del Cáncer de Mama fundada por el doctor Mato Ansorena pretende ayudar a las mujeres sin recursos económicos suficientes, pero con claras intenciones de padecer cáncer de pecho, a operarse asumiendo solo el coste de quirófano.

«La cirugía plástica es una herramienta para mejorar la vida de las personas; su democratización es absolutamente necesaria para construir una sociedad, no sólo más sana, sino también más feliz», ha finalizado Mato Ansorena.

 

Si quieres pedir una consulta gratuita para valorar tu caso, solicítala aquí.

bolsamania cancer
«Valorar en cada caso la mastectomía subcutánea no solo es una oportunidad para la supervivencia de un número de mujeres, si no casi una obligación desde el punto de vista de la eficiencia en la gestión de los recursos destinados a Sanidad», ha subrayado el cirujano plástico Javier Mato Ansorena.

Para Mato Ansorena, hay otros factores de riesgo como la ausencia de lactancia (mujeres noníparas), la menarquía precoz y menopausia precoz, los tratamientos hormonales sustitutivos, el sometimiento a radiación o ciertas enfermedades benignas de la mama, que son detonantes conocidos de este tipo de cáncer. Es decir, aplicar una mastectomía subcutánea debe valorarse cada caso y no es feudo exclusivo de las portadoras de genes peligrosos. «Lo que debe prevalecer, ante todo, es el deseo de la paciente», ha indicado.

Otro factor de confusión en la aplicación de esta técnica se debe a ignorar qué es y qué supone. En el caso de la subcutánea de prevención solo se realiza un vaciado del tejido mamario potencialmente peligroso y se sustituye por una prótesis. La única señal visible de la operación es una cicatriz de unos cinco centímetros.

Si además la intervención la realiza un cirujano plástico, indica el doctor, el pecho queda «embellecido y perfecto» porque durante la cirugía se puede aumentar su volumen o corregir asimetrías y forma. «Mi intención con esta técnica quirúgica es prevenir el cáncer, pero procurando que cada mujer sienta que su feminidad está intacta», ha asegurado el Mato Ansorena.

Artículo original: bolsamania.com/noticias/ultimas/los-casos-de-cancer-de-mama-han-superado-el-30-de-aumento-desde-2012–7072912.html

bolsamania cancer

diario siglo xxi mato
En 2018 se diagnosticaron 32.825 nuevos casos de cáncer de mama, según datos de la Asociación de Lucha Contra el Cáncer (AECC), lo que supone un 30 por ciento de aumento desde 2012 (25.215 nuevos casos diagnosticados).

Cada 15 segundos en algún lugar del mundo, una mujer es diagnosticada de un cáncer de mama. Según los últimos datos disponibles de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en 2017 fallecieron 6.573 mujeres a causa del cáncer de mama. Según los datos de la Asociación de Lucha Contra el Cáncer (AECC), en 2018 se diagnosticaron 32.825 nuevos casos de cáncer de mama.

Los costes del tratamiento de cáncer de mama en España difieren según su estadio clínico. Siguiendo un estudio realizado en 2010 en el Sistema Vasco de Salud (Osakidetxa), el coste inicial fue de 9.838 € en el estadío 0, de 17.273 € en el I, de 22.145 € en el II y de 28.776 € en el III.

En cuanto al coste de seguimiento anual fue de 172 € en el estadío 0, de 908 € en el I, de 994 € en el II y de 1.166 € en el III. El coste anual del estadío IV fue de 17.879 €, siendo el componente de mayor coste la quimioterapia. Los dos determinantes principales del coste total del cáncer de mama son el tratamiento inicial de los estadíos I a III y el coste del estadío IV alcanzando este último los 50.061 € por paciente.

Para prevenirlo se puede realizar una mastectomía subcutánea. La mastectomía subcutánea de prevención es una técnica quirúrgica no mutilante, que consiste en la extirpación de entre el 90 por ciento y el 80 por ciento del tejido mamario, con el que se previene la aparición del cáncer mama en un 90 por ciento de los casos. Esta cirugía supondría un coste mucho menor que cualquier otro tratamiento.

Artículo original: http://www.diariosigloxxi.com/texto-ep/mostrar/20191011140208/casos-cancer-mama-superado-30-aumento-desde-2012

diario siglo xxi mato

ultrasonido REFU HIFU
Mucho se habla de una técnica revolucionaria en el ámbito de la estética: HIFU. Este tratamiento es conocido por realizarse en centros de estética, pero la aparatología no es tan potente y los resultados no son tan duraderos ni eficaces. En las Clínicas Mato Ansorena ofrecemos el tratamiento REFU (HIFU), con un exclusivo equipo de ultrasonido para obtener unos resultados duraderos e inmediatos.

ultrasonido REFU HIFU

¿Qué es REFU (HIFU)?

Es un procedimiento estético que consiste en la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia; alta energía para producir puntos de termocuagulación por elevación de temperatura (por encima de los 60º) y la consiguiente respuesta proteica y celular, activando el colágeno.

Es un tratamiento no invasivo que trabaja diferentes extractos de la piel: dermis superficial y dermis profunda. En corporal trabaja la grasa subcutánea, con resultados inmediatos y a largo plazo en procesos de rejuvenecimiento y tensado cutáneo.

 

Zonas a tratar

El método Refu (Hifu) puede aplicarse tanto en zonas faciales como corporales. A continuación especificamos esas zonas y los resultados visibles que obtiene:

Facial: óvalo facial, patas de gallo, papada, pómulos, cuello, escote, frente y labio superior.

Resultados:

– Lifting (rejuvenecimiento facial).

– Mejora las arrugas.

– Reafirmación del óvalo facial.

– Mejora la flacidez del cuello y la papada.

-Reduce la grasa de la papada.

– Mejora la calidad de la piel.

– Controla el exceso de sebo en las pieles grasas.

– Elimina el acné y las marcas provocadas por este .

 

Corporal: cartucheras, abdomen, flancos, glúteos, brazos, muslos, rodillas.

Resultados:

– Reduce el volumen.

– Elimina la grasa localizada.

– Reafirma la piel.

– Mejora la celulitis.

– Mejora las estrías y cicatrices.

 

Beneficios del método REFU (HIFU)

– Apto para todo tipo de pieles sin causar molestias ni lesiones.

– No es fotosensibilizante, por lo que puede aplicarse en cualquier época del año.

– No daña los tejidos adyacentes de la zona tratada.

– Ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, pues mejora la piel a largo plazo y trabaja en cada uno de sus extractos.

– Resultados similares a los ofrecidos por procedimientos quirúrgicos.

– Minimiza las marcas de expresión que denotan envejecimiento, debido a la generación de colágeno y elastina de manera natural.

– Destruye de forma definitiva los adipocitos, eliminando de manera permanente la grasa del abdomen, brazos, glúteos, flancos… previniendo la flacidez corporal.

– Generalmente, con sólo 3 sesiones se consiguen los resultados deseados.

 

No esperes más y pide una consulta valorativa gratis en cualquiera de nuestras clínicas. Y recuerda que puedes financiar los tratamientos hasta en 24 meses. ¡Te esperamos!

alopecia
Cada vez nos llegan más pacientes a la Clínica con problemas de alopecia, tanto hombres como mujeres, aunque ésta suele ser más frecuente en el sexo masculino.

Aunque existen infinidad de tipos de calvicie, la más común es la androgénica, pues supone el 95% de los casos. Los factores que condicionan la pérdida de cabello pueden ser desde aspectos genéticos/hormonales hasta psicológicos.  A continuación vamos a ver los tipos de alopecia más comunes.

Consulta aquí el precio del injerto capilar

alopecia

Alopecia Androgenética

Este es el tipo de alopecia más común. Este tipo está mucho más extendido entre los hombres que entre las mujeres y suele comenzar a hacerse visible entre los 30 y 40 años.

En estos casos, los primeros síntomas que comienza a ver la persona que lo sufre es un crecimiento de pelo cada vez más fino y lacio, incluso si su cabello natural es rizado u ondulado. El crecimiento del pelo se ralentiza hasta que poco a poco va cayendo y no vuelve a crecer.

En el caso de los hombres, el pelo empieza a perderse por la «coronilla» y las entradas; la zona sin cabello cada vez será más amplia. Sin embargo, en el caso de las mujeres la pérdida de densidad es más general, haciendo que «claree» especialmente la zona superior de la cabeza.

Alopecia difusa

En este tipo de alopecia se caracteriza por la pérdida progresiva y generalizada del cabello. Afecta tanto a hombres como a mujeres y puede llegar a una calvicie total.

El remedio más efectivo para frenar este tipo de calvicie es acudir a un especialista para que valore el trasplante capilar antes de que sea demasiado tarde y no quede cabello para realizar el injerto.

La pérdida de pelo sigue un patrón similar a la alopecia androgenética: el cabello va debilitándose y creciendo cada vez más lento y lacio hasta que cae y no vuelve a crecer.

Alopecia Areata

Este tipo de alopecia afecta a una mínima parte de la población,  aproximadamente al 2%; los primeros signos de caída de cabello aparece alrededor de los 20 años.

La persona afectada puede perder pelo de cualquier zona del cuerpo, aunque lo más habitual es que proceda de la cabeza y/o la barba. Su origen puede ser hereditario o por factores psicológicos (estrés, depresión…).  Sin embargo, la zona dérmica donde se pierde el cabello está completamente sana.

A diferencia de los casos anteriores de calvicie, ésta es reversible; es decir, el pelo vuelve a crecer tras someterse el paciente al tratamiento médico correcto.

Alopecia cicatricial

Este tipo de alopecia se produce por factores poco comunes, provocados como consecuencia de alguna enfermedad o traumatismo (infecciones, hongos, tumores…).

En este caso, el folículo se destruye y el cuero cabelludo está enrojecido y escamado. Ante este tipo de calvicie, el único remedio es el trasplante capilar.

Alopecia fibrosante

Es un tipo de alopecia característica en mujeres;  el cabello comienza a perderse de manera gradual de la zona frontal y lateral cuando comienza la menopausia. El resultado es que el inicio del cabello cada vez se encuentra más atrás.

Otro síntoma de este tipo de calvicie es la piel de la zona afectada, se vuelve más pálida y fina.

El procedimiento que se recomienda ante este tipo de caída de cabello es realizar algún tipo de tratamiento fortalecedor y en casos más extremos, recurrir al trasplante capilar.

 

A continuación os mostramos un vídeo con los diferentes niveles de alopecia en hombres y mujeres según la escala Ludwig:

 

Si quieres conocer más en profundidad los diferentes tratamientos que existen para tratar la alopecia, entre los que destacan el trasplante capilar, minoxidil o PRP (plasma rico en plaquetas) , no dudes de visitar nuestro post .

Y si quieres pedir una consulta valorativa, no tienes más que llamar al 900102274. ¡Estaremos encantados de atenderte!