Tratamientos para combatir el envejecimiento por luz azul y Text Neck
Las nuevas tecnologías influyen en el proceso de envejecimiento. Quizás hayas escuchado hablar del síndrome de Tech-neck (también conocido como Text Neck) y de la luz azul. Estos dos factores provocan una aceleración del envejecimiento facial y del cuello. A continuación, os contamos cuáles son los tratamientos para combatir el envejecimiento por luz azul y text neck.

Tratamientos para combatir el envejecimiento por luz azul y Text Neck

¿Qué es el síndrome Text Neck?

El síndrome del Text Neck es una nueva patología vinculada a los dispositivos tecnológicos. Se produce por inclinar el cuello hacia adelante repetidas veces al escribir mensajes de texto durante el transcurso del día. Esta exposición puede generar dolor, rigidez cervical, dolores varios de espalda, tendinopatías y envejecimiento prematuro de la zona del cuello.

Aunque cueste admitirlo, seguramente seas uno de los tantos que actualmente vive enganchado al teléfono o táblet; el término tech-neck se ha creado para hacer referencia a los signos de envejecimiento, concretamente una o varias líneas en el centro del cuello, que aparecen prematuramente en personas jóvenes causados por mirar constantemente hacia abajo cuando usan dispositivos tecnológicos. Además, favorece la aparición de papada, la consiguiente pérdida de firmeza y aparición de arrugas.

Y es que, aunque parezca mentira, agachamos la cabeza una media de 150 veces al día para mirar los dispositivos electrónicos como el móvil, por lo que este movimiento acaba pasando factura a la salud y la estética.

 

¿Qué es la luz azul?

La luz azul también juega un papel importante en el proceso de envejecimiento. Este tipo de luz la emiten fuentes naturales, como la luz del sol, y fuentes artificiales, como los dispositivos electrónicos: móviles, tablets, ordenadores y televisores.

La luz azul no solo va a generar daños sobre la piel, que se ve afectada con un consiguiente envejecimiento prematuro que se traduce en manchas, deshidratación, arrugas y mayor flacidez, sino que además, tiene un impacto negativo sobre la vista y la postura.

 

Consejos y tratamientos para combatir el envejecimiento por luz azul y text neck

  • No abusar del uso de la tecnología y proteger las pantallas con un filtro protector para luz azul.
  • No utilizar los dispositivos electrónicos a oscuras ni antes de irse a dormir.
  • Corregir la postura de forma que el móvil o tablet quede a la altura de la vista y al menos a una distancia de 20 cm de los ojos. Mantener la espalda erguida y apoyada firmemente.
  • Utilizar un protector solar que nos proteja frente a los rayos UVA/UVB, luz azul e infrarrojos. Una rutina de cuidado dermo-cosmético que incluya una buena limpieza facial y mantener la piel siempre hidratada. Para prevenir el envejecimiento debemos utilizar principios activos antiedad. La Vitamina C y otros antioxidantes junto con la fotoprotección es recomendable aplicarlos por el día. Los retinoles y alfahidroxiácidos por la noche.
  • Beber 2 litros de agua al día y llevar una dieta equilibrada rica en vitaminas y antioxidantes.
  • Si empiezas a notar signos de envejecimiento o quieres soluciones medicoestéticas para prevenir, los mejores tratamientos para combatir el envejecimiento por luz azul y text neck son los peelings médicos, tratamientos medicoestéticos avanzados, microneedling, radiofrecuencia, hilos tensores, vitaminas, ácido hialurónico, bótox e inductores de colágeno.

 

En las clínicas Mato Ansorena nuestro equipo médico estudiará tu caso para ofrecerte los tratamientos que mejor se adapten a tus necesidades. No dudes en pedir cita aquí.

 

eliminar las quemaduras provocadas por depilación láser
Muchos pacientes acuden a las clínicas de medicina estética para buscar una solución a las quemaduras que les ha provocado la depilación láser realizada en centros low cost. A continuación, os contamos cuáles son los procedimientos y consejos para eliminar las quemaduras provocadas por depilación láser.

eliminar las quemaduras provocadas por depilación láser

El riesgo de producir quemaduras con el láser de depilación siempre existe, pero en manos expertas queda muy minimizado. No todos los sistemas de luz que se utilizan para realizar la depilación con láser tienen los mismos riesgos a la hora de producir una quemadura.

 

Paso 1: sabes cuál es el láser que han utilizado para la depilación

Básicamente hay dos tipos de depilación láser: la fotodepilación y la depilación láser (Diodo y Alejandrita, fundamentalmente).

-La fotodepilación es una depilación láser a base de luz pulsada, es decir, una emisión de una luz que tiene diferentes longitudes de onda que son multidireccionales, por lo que se trata de una luz dispersa.

-La depilación láser (Diodo, Alejandrita) es unidireccional, por lo que va a un foco o a una diana concreta.

 

Paso 2: reconocer cómo son las quemaduras provocadas por láser

Las quemaduras más habituales suelen ser superficiales. Las primeras horas suelen tener un color rojizo y no suelen ser muy molestas, aunque pueden producir cierta sensación de escozor al principio. Posteriormente, se irán tornando en un color amarronado. Con los días la quemadura va evolucionando y va teniendo un aspecto de costra que se irá desprendiendo. En torno a los 10-15 días, la costra se habrá caído completamente y entonces tendrá un aspecto blanquecino. Finalmente, la piel irá recuperando su color progresivamente de manera natural en pocos meses.

Cabe destacar que si observamos que la quemadura presenta ampollas, significará que se trata de una quemadura más profunda, por lo que es recomendable acudir de inmediato al médico.

 

Paso 3: eliminar las quemaduras provocadas por depilación láser

  • Lo primero es acudir al médico, que pautará las medidas a seguir.
  • El primer día aplicar frío sobre la zona afectada y utilizar una pomada con hidrocortisona, que recetará el médico.
  • Es muy importante mantener la piel bien hidratada, por lo que se aconseja aplicar Aloe Vera que ayudará a calmar y descongestionar la piel. También se puede emplear Rosa Mosqueta e inclusive alguna pomada cicatrizante si el médico lo estima oportuno.
  • No exponerse al sol y aplicar un factor de protección muy alto.
  • No darse baños con agua caliente, el agua fría es lo mejor.
  • No llevar prendas que se ajusten justo dónde tienes tu quemadura.
  • Tomar algún antiinflamatorio durante los primeros días si el dolor se hace insoportable.
  • Aplicar hielo; es un calmante natural muy efectivo.

 

Posteriormente si quedara alguna lesión se pueden utilizar terapias para ayudar a regenerar la piel como el plasma rico en plaquetas, láser específico para eliminar cicatrices, peeling adaptando al tipo de cicatriz/mancha que tenga el paciente y fármacos que induzcan una remodelación de la dermis consiguiendo una adecuada regeneración y reordenamiento de las fibras de colágeno.

 

Como veis, es muy importante que la depilación láser la realice personal médico especializado para minimizar al máximo los riesgos y así poder conseguir la máxima eficacia con la mayor seguridad. Las quemaduras por depilación láser es un ejemplo más de las prácticas peligrosas que se realizan en las clínicas low cost. Si necesitas que nuestro equipo médico analice tu caso, no dudes en pedir cita en una de nuestras clínicas.

Tratamientos para eliminar las manchas solares
Desde el mes pasado estamos recibiendo a muchos pacientes que solicitan asesoramiento sobre los diferentes métodos para eliminar las manchas faciales. Este año, al estar nuestra piel más sensible por la falta de luz que padecimos durante el confinamiento, nuestro cutis ha experimentado un aumento de léntigos solares. A continuación, os contamos cuáles son los tratamientos para eliminar las manchas solares.

Desde el mes pasado estamos recibiendo a muchos pacientes que solicitan asesoramiento sobre los diferentes métodos para eliminar las manchas faciales. Este año, al estar nuestra piel más sensible por la falta de luz que padecimos durante el confinamiento, nuestro cutis ha experimentado un aumento de léntigos solares. A continuación, os contamos cuáles son los tratamientos para eliminar las manchas solares.   ¿Qué son las manchas solares? Las manchas en la piel son el resultado de la diferente distribución de la melanina y las células que la producen, los melanocitos. La melanina es el pigmento que nos protege frente a los rayos solares, por tanto, al exponernos al sol los melanocitos segregan más melanina. Existen diferentes tipos de manchas que nos podemos encontrar en la piel: -Léntigos (los más comunes): son hiperpigmentaciones concretas y bien delimitadas en zonas expuestas prolongadamente al sol como la cara, la espalda, el escote y las manos. -Las efélides (o pecas): pequeñas manchas sin relieve de color café claro o rojizas, localizadas frecuentemente en zonas fotoexpuestas como cara, cuello y brazos en personas de piel blanca, en jóvenes y que se intensifican con la exposición solar. Pueden convertirse más adelante en léntigos. -Nevus o lunares: acumulaciones de mayor número de melanocitos afectando a las diferentes estructuras de la piel. Por tanto, tendremos diferentes tipos de lunares en función de sus características. Resulta especialmente importante el control, sobre todo de aquellos lunares con ciertas características como son la asimetría, bordes irregulares, cambios de coloración o coloración no homogénea, diámetro superior a 6 mm y la evolución del mismo. -Melasma: manchas de color marrón claro o intenso mal delimitada o con contornos geográficos que suelen aparecer casi exclusivamente en mujeres y que se producen o agravan en el embarazo (cloasma), la toma de anticonceptivos o la menopausia. -Pigmentación post-inflamatoria: es la respuesta de la piel a una herida o erosión. Por ejemplo, en una paciente morena con acné o tras una quemadura.  Tratamientos para eliminar las manchas solares Cabe destacar que el tratamiento del melasma, al tener una influencia hormonal y una sensibilidad al sol, puede resultar de difícil manejo. Por tanto, el tratamiento tiene que ser continuado y prolongado todo el año. Es posible conseguir una gran mejoría, pero la hiperpigmentación puede volver a reaparecer.  Entre los métodos disponibles para el tratamiento de las manchas encontramos:  -Dermocosméticos médicos: pueden mejorar el aspecto de las manchas y deben individualizarse en función del problema y el tipo de piel. Algunos de estos componentes son la hidroquinona, el retinol, el ácido kójico, el ácido glicólico, el ácido azelaico, la vitamina C, entre otros.   -Peeling despigmentantes: como el Bra peeling, que es un innovador tratamiento de rejuvenecimiento con efecto peeling de ácido tricloroacético (TCA), eficaz, seguro y adaptable. Se puede utilizar la concentración más adecuada dependiendo de la indicación (15% o 30% de TCA). Además, evita la hiperpigmentación postinflamatoria gracias a la combinación de la vitamina C y el ácido fítico. También corrige imperfecciones cutáneas, tales como arrugas, tono apagado no uniforme, textura irregular, cicatrices superficiales, discromías, hiperqueratosis o poros dilatados. El protocolo va en función de cada paciente oscilando entre 3 y 5 sesiones espaciadas por 1 mes.   - Mesoterapia revitalizante: incluye ácido hialurónico, 12 vitaminas incluyendo la vitamina C que actúa sobre la síntesis de colágeno en la inhibición de los radicales libres y la hiperproducción localizada de la melanina, 23 aminoácidos, 6 minerales, 6 coenzimas, y 5 ácidos nucleicos. El protocolo son 3 sesiones espaciadas por 15 días + 2 sesiones espaciadas por 1 mes.  Recordad que cualquier tratamiento siempre debe ir acompañado por un control médico y la aplicación de alta protección solar.  Si quieres que nuestro equipo médico te asesore sobre cuáles son los tratamientos para eliminar las manchas solares más adecuados para tu caso, no dudes en pedir cita en una de nuestras clínicas.

¿Qué son las manchas solares?

Las manchas en la piel son el resultado de la diferente distribución de la melanina y las células que la producen, los melanocitos. La melanina es el pigmento que nos protege frente a los rayos solares, por tanto, al exponernos al sol los melanocitos segregan más melanina.

Existen diferentes tipos de manchas que nos podemos encontrar en la piel:

Léntigos (los más comunes): son hiperpigmentaciones concretas y bien delimitadas en zonas expuestas prolongadamente al sol como la cara, la espalda, el escote y las manos.

 

Las efélides (o pecas): pequeñas manchas sin relieve de color café claro o rojizas, localizadas frecuentemente en zonas fotoexpuestas como cara, cuello y brazos en personas de piel blanca, en jóvenes y que se intensifican con la exposición solar. Pueden convertirse más adelante en léntigos.

 

Nevus o lunares: acumulaciones de mayor número de melanocitos afectando a las diferentes estructuras de la piel. Por tanto, tendremos diferentes tipos de lunares en función de sus características. Resulta especialmente importante el control, sobre todo de aquellos lunares con ciertas características como son la asimetría, bordes irregulares, cambios de coloración o coloración no homogénea, diámetro superior a 6 mm y la evolución del mismo.

 

Melasma: manchas de color marrón claro o intenso mal delimitada o con contornos geográficos que suelen aparecer casi exclusivamente en mujeres y que se producen o agravan en el embarazo (cloasma), la toma de anticonceptivos o la menopausia.

 

Pigmentación post-inflamatoria: es la respuesta de la piel a una herida o erosión. Por ejemplo, en una paciente morena con acné o tras una quemadura.

 

Tratamientos para eliminar las manchas solares

Cabe destacar que el tratamiento del melasma, al tener una influencia hormonal y una sensibilidad al sol, puede resultar de difícil manejo. Por tanto, el tratamiento tiene que ser continuado y prolongado todo el año. Es posible conseguir una gran mejoría, pero la hiperpigmentación puede volver a reaparecer.

 

Entre los métodos disponibles para el tratamiento de las manchas encontramos:

Dermocosméticos médicos: pueden mejorar el aspecto de las manchas y deben individualizarse en función del problema y el tipo de piel. Algunos de estos componentes son la hidroquinona, el retinol, el ácido kójico, el ácido glicólico, el ácido azelaico, la vitamina C, entre otros.

 

Peeling despigmentantes: como el Bra peeling, que es un innovador tratamiento de rejuvenecimiento con efecto peeling de ácido tricloroacético (TCA), eficaz, seguro y adaptable. Se puede utilizar la concentración más adecuada dependiendo de la indicación (15% o 30% de TCA). Además, evita la hiperpigmentación postinflamatoria gracias a la combinación de la vitamina C y el ácido fítico. También corrige imperfecciones cutáneas, tales como arrugas, tono apagado no uniforme, textura irregular, cicatrices superficiales, discromías, hiperqueratosis o poros dilatados. El protocolo va en función de cada paciente oscilando entre 3 y 5 sesiones espaciadas por 1 mes.

 

Mesoterapia revitalizante: incluye ácido hialurónico, 12 vitaminas incluyendo la vitamina C que actúa sobre la síntesis de colágeno en la inhibición de los radicales libres y la hiperproducción localizada de la melanina, 23 aminoácidos, 6 minerales, 6 coenzimas, y 5 ácidos nucleicos. El protocolo son 3 sesiones espaciadas por 15 días + 2 sesiones espaciadas por 1 mes.

 

Recordad que cualquier tratamiento siempre debe ir acompañado por un control médico y la aplicación de alta protección solar.

Si quieres que nuestro equipo médico te asesore sobre cuáles son los tratamientos para eliminar las manchas solares más adecuados para tu caso, no dudes en pedir cita en una de nuestras clínicas.