Cómo perder esos kilos que nos sobran | Clinicas Mato Ansorena Madrid

Cómo perder esos kilos que nos sobran

Cómo perder esos kilos que nos sobran

Muchas personas arrastran kilos de más pero no acaban de reducirlos o lo hacen de manrea poco adecuada y los vuelven a recuperar rápidamente.

Si queremos quitarnos de encima ese molesto sobrepeso que, además de parecernos poco estético, puede ser perjudicial para nuestra salud, debemos recordar siempre algnas cosas importantes:

Cómo perder esos kilos que nos sobran

EVITAR DIETAS MILAGRO

Esas dietas nacidas no se sabe bien dónde, que muchas veces constan de un único alimento e incluso sólo de líquidos azucarados. Prometen pérdidas rápidas de peso, pero tienen aportes insuficientes a nivel proteico y si se mantienen durante largos periodos de tiempo pueden generar problemas de salud. Se puede llegar a perder kilos en pocos días, pero su composición totalmente incompleta y desequilibrada hará que los recuperes igual de rápido.

EVITAR EL AYUNO O SALTARSE COMIDAS

Los periodos de ayuno hacen que se pierda peso, pero no tan rápido como uno podría creer, puesto que el cuerpo se defiende ante esa falta de entrada de ”combustible”, además de poder generar problemas graves de salud y, de igual manera que las dietas milagro, en cuanto se abandona, tendemos a recuperarlo a gran velocidad, ya que el organismo necesita reponer aquellos elementos que ha tenido que quemar puesto que no los estamos ingiriendo.

En cuanto a saltarse comidas, debemos ser conscientes de que no ayuda a adelagazar, sino todo lo contrario, si a nuestro organismo no le aportamos alimento cada pocas horas inicia mecanismos de defensa contra el ayuno, es decir, tiende a gastar menos y a almacenar más. Por el contrario, si comemos pequeñas cantidades cada pocas horas, el gasto es mayor y la necesidad que el organismo siente de ahorrar “combustible”, disminuye.

MEJORAR NUESTROS HÁBITOS

Ante todo debemos ser conscientes de que lo importante es mejorar nuestros hábitos para, no sólo perder esos kilos, sino también para mantenerlos a largo plazo.

Lo ideal es que llevemos una dieta equilibrada, rica en verdura variada y con un aporte proteico adecuado y con un consumo de fruta moderado. Debemos tomar el pan y la pasta con moderación y evitar las gasas animales y las grasas trans.

Para hacernos el proceso más sencillo, nuestro experto en nutrición nos preguntará qué comemos a lo largo del día, a qué horas, en qué cantidad…etc, para poder hacer un plan de alimentación personalizado, no sólo para poder perder peso, sino también para que nos encontremos mejor y podamos mantener un peso adecuado de una forma cómoda y adaptada a nuestros hábitos, gustos y forma de vida.

¿Kilos de más?

Tengo 10 kilos o más de sobra y aunque pierdo peso con las dietas que he hecho, me desanimo y lo dejo porque pierdo lentamente.

Hay personas a las que, a pesar de hacer un plan de dieta equilibrado, les cuesta perder peso porque en su caso el ritmo de pérdida es lento y se desaniman, abandonando las pautas y por tanto los beneficios que con ellas se podría conseguir.

Para este tipo de personas y para otras, como pacientes a los que tienen que someter a alguna intervención en un tiempo breve de tiempo y a los que se recomienda perder peso previamente para reducir el riesgo quirúrgico que tienen aumentado debido a su sobrepeso, existe la opción terapéutica de hacer una dieta proteinada con control médico.

En las dietas proteinadas, el paciente consume una cantidad adecuada de proteína diaria (ssto se hace empleando unos productos que hoy en día se presentan en formatos muy variados, desde barritas hasta tortillas o crepes) y verdura variada. Lo que realmente se reduce en estas dietas es el aporte de glúcidos, haciendo que nuestro cuerpo tenga que cambiar la ruta metabólica habitual y quemar grasa.

Este tipo de dietas se deben hace bajo estricto control médico y sus principales ventajas son:

  • Se pierde peso con más rapidez que con otro tipo de dietas
  • No se pasa hambre
  • No se siente la sensación de decaimiento o irritabilidad que algunos pacientes experimentan con otro tipo de pautas alimentarias.

Sus inconvenientes:

  • Se deben seguir las recomendaciones y tomar los suplementos pautados por el médico
  • Es una herramienta para perder peso más rápidamente y sin hambre ni decaimiento, pero es para un tiempo limitado, después de perder un 75% del peso que necesitamos reducir, hay que hacer una transición paulatina a otro tipo de alimentación, para perder los últimos kilos y, sobre todo, adquirir esos hábitos que nos van a permitir mantener ese peso a largo plazo.

El ejercicio, ese gran olvidado

Debemos recordar siempre qué entre los hábitos saludables, no sólo está la alimentación. Hace muchos años que se sabe debido a estudios científicos, que el ejercicio moderado practicado con regularidad, no sólo ayuda al mantenimiento del peso, sino a la buena función cardiaca o respiratoria y al correcto funcionamiento del sistema inmune.

Lo ideal es hacer al menos media hora de ejercicio aeróbico (Bicicleta, correr, natación) o caminar 1 hora al menos 3 días a la semana. También es saludable combinarlo con la práctica de ciclos cortos y moderados de ejercicio anaeróbico, por ejemplo, el empleo de mancuernas para tonificación de brazos o tandas de abdominales o ejercicio de piernas, en varias tandas cortas al menos 3 días a la semana. Mantener los músculos tonificados hace también que el ejercicio de tipo aeróbico gaste más energía y nos ayude al mantenimiento del peso.

Sencillas pautas de alimentación y ejercicio nos pueden ayudar a eliminar los kilos que nos sobran, y tener un peso adecuado y estar más sanos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies