Los hilos tensores son la técnica más novedosa para luchar contra la flacidez y el descolgamiento de la piel, tanto en el rostro como en el cuerpo.

Mediante este procedimiento no es necesaria la cirugía, se colocan en la propia consulta, son capaces de estimular la producción de colágeno, son completamente reabsorbibles consiguiendo un efecto similar al lifting tradicional.

Hilos Tensores en las rodillas

Si bien todos estamos escuchando los beneficios y estupendos resultados de este tratamiento en el rostro, menos conocido pero no menos efectivo es la utilización de estos en distintas zonas del cuerpo, como es el caso de los hilos tensores en las rodillas.

Hilos Tensores Rodillas - ReabsorbiblesEn este caso, al igual que en el rostro, los hilos tensores consiguen proporcionar un efecto tensor en la zona de la rodilla, evitando el decolgamiento con lo que se consigue una mejor apariencia en la zona evitando el antienvejecimiento.

Los resultados se observan tras el primer mes, mejorando cada semana y alcanzando su mejor resultado a los 3 meses; en función de la edad, el tipo de piel, la cantidad de colagenasa de cada persona y las características individuales de cada paciente.