Bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas
El plasma rico en plaquetas (PRP) es una sustancia natural proveniente de la propia sangre del paciente, con múltiples aplicaciones en la medicina regenerativa. Es un tratamiento muy demandado en nuestras clínicas. A continuación, os contamos en qué consiste la bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas (PRP).

Bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas

Entre sus indicaciones médicas está el tratamiento de la alopecia, tratamiento del envejecimiento cutáneo, tratamiento de cicatrices como las estrías o cicatrices post acné… También es empleado en el tratamiento de quemaduras, úlceras cutáneas de difícil cicatrización, degeneración de articulaciones y cicatrización de heridas quirúrgicas.

El plasma rico en plaquetas (PRP) se obtiene de forma similar a una analítica normal, por lo que se realiza con una extracción de sangre que se centrifuga para obtener una sedimentación en diferentes niveles de las células y del resto de sustancias transportadas por el torrente sanguíneo. Uno de estos niveles, el denominado plasma rico en plaquetas (PRP), contiene una gran cantidad de factores de crecimiento, el cuál utilizaremos para infiltrarlo mediante unas agujas muy finas la zona de la piel o del cuero cabelludo que queramos tratar.

Bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas

Bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Es una técnica ambulatoria, mínimamente dolorosa y con ella se consiguen muy buenos resultados gracias al aporte de factores de crecimiento y a la estimulación en la síntesis del colágeno.

De entre las moléculas que contiene el plasma rico en plaquetas destacan: factor de crecimiento derivado de las plaquetas (PDGF), factor de crecimiento transformador (TGF), interleuquina plaquetaria, factor angiogénico derivado de las plaquetas (PDAF), factor de crecimiento vascular endotelial (VEGF), factor de crecimiento epidérmico (EGF), factor de crecimiento parecido a la insulina (IGF) y fibronectina. Todas estas sustancias, entre otras, actúan como potenciadores del proceso de curación de las heridas y de la regeneración de los tejidos.

Bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas

En el caso de la infiltración del cuero cabelludo para el tratamiento de la alopecia, se consigue la aparición de pelo nuevo y el aumento del grosor del ya existente. Todo ello se percibe como un aumento de la densidad capilar.

En el caso de la infiltración de la piel (cara, cuello, escote, manos) para el tratamiento del foto o crono-envejecimiento, se consigue aumentar la elasticidad, disminuir la flacidez, aumentar la luminosidad y disminuir las arrugas.

Si quieres realizarte este tratamiento, pide cita en nuestras clínicas para que nuestro equipo médico valore tu caso.

skinboosters. ¿Qué son y para qué sirven?
Uno de los resultados más buscados entre nuestras pacientes es conseguir aumentar la hidratación, elasticidad y luminosidad de la piel. A continuación, os vamos a hablar de Skinboosters. ¿Qué son y para qué sirven?

skinboosters. ¿Qué son y para qué sirven?

Tu piel es maravillosa… Sin embargo, existen elementos internos y externos a los que estamos expuestos y no podemos evitar que afecten a la salud de nuestra piel, debido a la contaminación, al tabaco, al frío extremo y al mismo proceso de envejecimiento que hace que el ácido hialurónico presente en nuestro cuerpo vaya disminuyendo paulatinamente. Las líneas de expresión en nuestro rostro se van acentuando, formando arrugas, sequedad, flacidez y pérdida de elasticidad.

Skinboosters. ¿Qué son?

La hidratación profunda y mejorar la calidad de la piel es posible con el tratamiento con Skinboosters, un concepto innovador a base de un ácido hialurónico estabilizado, indicado para restaurar el equilibrio hídrico de la piel, así como mejorar su estructura y elasticidad, además de estimular la formación de colágeno. El tratamiento consiste en microinyecciones hidratantes de un gel suave de ácido hialurónico (AH) estabilizado.

skinboosters. ¿Qué son y para qué sirven?

Skinboosters. ¿Para qué sirven?

Los skinboosters aumentan la firmeza, la elasticidad y la luminosidad de la piel. Por lo que está indicado para mejorar la calidad de la piel, prevenir el envejecimiento cutáneo.  También trata casos de piel con cicatrices de acné o fotodaño. Con éste tratamiento se puede abordar zonas como el rostro, cuello, escote y manos.

Si bien pueden verse resultados después de tan solo un tratamiento, para obtener resultados óptimos el protocolo aconsejado es comenzar con una fase inicial, normalmente 3 sesiones de tratamiento, separadas 2 a 4 semanas, y pasar a sesiones de mantenimiento cada 6 meses aproximadamente para mantener los resultados. Un enfoque progresivo con resultados a largo plazo clínicamente probados.

 

Si quieres que nuestro equipo médico valore tu caso, no esperes más y pide cita en nuestras clínicas.