A medida que ganamos años, van apareciendo manchas o hiperpigmentaciones que son un signo más de la edad y un signo más del paso del tiempo y del fotoenvejecimiento que sufre paulatinamente la piel. Pero, si no somos responsables con la exposición al sol, ese proceso se acelera y aparecen en la piel los lentigos. Que son Manchas Solares, más o menos circulares, que aparecen sobre todo en el rostro el escote y las manos y que llamamos “manchas de envejecimiento o de edad”. La génesis de las mismas está relacionada con el envejecimiento cronológico de la piel y con la exposición a la radiación ultravioleta, por eso suelen aparecer en zonas que está expuestas al sol durante varios o muchos meses al año.

¿Porqué aparecen las manchas solares?

Su principal causa es la no protección frente a la radiación solar, la sobreexposición a la misma o el haber sufrido previamente quemaduras solares. Las pieles más claras empiezan a desarrollarlos más tempranamente y las pieles más oscuras pueden empezar a mostrarlas décadas después que las primeras, puesto que los fototipos más claros tienen una menor protección contra la radiación ultravioleta y por eso tienen, entre otras cosas, un mayor riesgo de sufrir quemaduras solares.

“Su principal causa es la ausencia de protección frente a la radiación solar, la sobreexposición a la misma o el haber sufrido previamente quemaduras solares”.

¿Se pueden Prevenir?

De hecho, en este caso es mejor prevenir que curar.Hay algunas manchas que surgen por motivos hormonales, por ejemplo, y no están tan estrechamente relacionadas con la exposición solar. Sin embargo, los lentigos aparecen siempre por imprudencia y ausencia de cuidado en la piel. La mejor manera de prevenir su aparición, es un disfrute responsable de la exposición al sol. Para ello es importante tener muy en cuenta algunas pautas:

  • No exponerse al sol en las horas “peligrosas”: Durante las 12.30 y las 17.30 de la tarde, la radiación solar (Rayos UV-B y UVA-A) es muy agresiva, evita tomar el sol en esa franja horaria.
  • Usar una pantalla solar adecuada: Tendrás que escogerla en función de tu fototipo y las necesidades de tu piel. Por ejemplo; si tienes la piel muy pálida y además propensión al acné, deberás escoger protecciones muy altas (50 SPF) y en texturas fluidas para dejar respirar al tejido y que no se obstruyan los poros.
  • No perder el ritmo de aplicación: Depende de la persona, pero lo ideal es aplicar nuestra protección cada 15/20 minutos. Si nos metemos en el agua, hay que repetir siempre la aplicación.
  • No exponernos más de una hora al día; Además de ser potencialmente perjudicial para la salud cutánea, el exceso de sol puede granjear insolaciones, dolores de cabeza y otros problemas más serios como el melamona. Disfruta siempre con responsabilidad.
  • No usar maquillajes, perfumes u otras sustancias fotosensibles al aire libre: Hay productos que reacionan con la radiación motivando la aparición de manchas solares. Los perfumes, ciertas coberturas de maquillaje oalgunas cremas que incorporan ácido, son buen ejemplo de ello. Evítalos a toda costa.

¿Qué puedo hacer si ya me han salido manchas solares?

Hoy en día disponemos de tecnología para poder eliminar muchas de ellas mediante el empleo de la luz más adecuada. El empleo de un haz lumínico específico cuya longitud de onda tiene afinidad por la melanina (El pigmento en que son ricas estas manchas), hace que estas absorban la luz de manera intensa.

La plataforma Glentle-max con la que trabajamos en Clínicas Mato Ansorena, es un equipo con tecnología láser que posee dos longitudes de onda (755nm y 1064nm) para poder adaptarnos a los tipos de manchas y profundidades de las mismas. Se trata de un tratamiento llevadero y fácil para tratar el rostro, manos y escote y que también puede emplearse en otras áreas corporales. Tras el tratamiento, aparecen costritas leves y superficiales sobre las manchas que remiten en un plazo de 1-2 semanas, se puede emplear maquillaje si queremos y se requieren entre 1-3 sesiones. El aclaramiento y atenuación de las hiperpigmentaciones produce un efecto de rejuvenecimiento claro y es que, a veces, las manchas delatan el paso del tiempo incluso más que otros signos del envejecimiento.

¿Quieres más información? ¡Escríbenos sin compromiso!