, ,

Después del embarazo….¡mejor que nunca! (Revista Ultimate)

Mayo 2006 – Descargar artículo original Revista Ultimate “Después del embarazo…..¡mejor que nunca!

Estrias, varices, manchas, flacidez… éstos son solo algunos de los “recuerdos” que nueve meses de gestación dejan sobre la pieL. Pasado un tiempo prudencial –llámese lactancia o cuarentena-,  llega el momento de “borrar” las huellas

1) Estrias ¡Que me parto!

Sólo un afortunado 10% de mujeres se libra de ellas. En el embarazo la piel se enfrenta a la dura tarea de estirarse hasta 10 veces su tamaño para poder hospedar al feto. No es de extrañar que las fibras elásticas se rompan dando lugar a la aparición de las antiestéticas estrias. Son muchos los factores que se confabulan para trazar la estria. Al considerable estiramiento al que la piel se ve sometida, se añade el que en el embarazo se produce un aumento de la secreción hormonal que inhibe la formación de fibroblastos –responsables directos de la firmeza y la tersura de la piel-, y por si esto fuera poco, muchos de los nutrientes presentes en la dermis son consumidos por el feto, dejando la piel de la mujer baja de defensas naturales para enfrentarse a la tirantez.

Como combatir las estrias

La mesoterapia virtual es muy efectiva a la hora de difuminar las estrias. El tratamiento consiste en la aplicación de un producto especifico que activa la producción de colágeno y reestructurar la dermis, y que penetra en las capas más profundas de la piel gracias a unas ondas electromagnéticas. Después de unas seis sesiones los resultados son notables. También el resurfacing quimico exfolia y nivela las depresiones cutáneas, logrando mejorar la elasticidad de la zona y mimetizando el tono blanco-nacarado de las lesiones. Se requieren entre 4 y 8 sesiones, a intervalos de una semana y se aconseja realizar una sesión de mantenimiento dos veces al año.

2) Varices. Un problema que trepa

La hinchazón de piernas y la mala circulación de la que has sido victima durante el embarazo te puede dejar como recuerdo estas antiestéticas –e incómodas- venitas. Las venas de las piernas deben recoger la circulación de retorno de las extremidades inferiores en sentido contrario al de la gravedad y están provistas de unas válvulas que impiden el retroceso de la sangre. Cuando las válvulas no funcionan bien, la sangre se acumula en las venas y éstas se vuelven más visibles y se hinchan. Durante la gestación, se dan cita una serie de factores que entorpecen este camino como un mayor volumen de sangre circulando por las venas y la distensión de las paredes venosas por la acción hormonal.

Como combatir las varices 

La fotoquimioesclerosis elimina las varices gracias a la certera combinación entre un láser vascular y sustancias esclerosantes en poco menos de una hora de tratamiento. Terapia Fotodinámica: combina una nueva generación de láseres vasculares con la aplicación de microespumas de “polydocanol”. El dolor es minimo, las sesiones, pocas y evita muchos efectos colaterales que pueden encontrarse en otras técnicas.

3) Manchas. ¡Socorro, tengo bigote!

Se conocen como cloasma o “paño del embarazo”. Son manchas que se suman a las provocadas por el sol o el envejecimiento cutáneo y que se ceban especialmente con las mujeres embarazadas. La culpable de estas manchas durante el embarazo es una hormona que estimula la melanina y que se encarga de favorecer el aumento de la pigmentación de la piel.

Como combatir las manchas sobre los labios

El láser Q-switch es inigualable a la hora de eliminar las manchas cutáneas más asentadas. Suele erradicar el problema en una sola sesión y el tiempo de recuperación es minimo.

4) Pecho. Rendido a la ley de la gravedad

Es una de las principales preocupaciones de las mujeres después de dar a luz. La caida del pecho es prácticamente inevitable. La lactógena placentaria es la hormona que causa el drástico aumento de volumen en los senos. El problema viene después, cuando las formas vuelven a su sitio y se rinden a la ley de la gravedad.

Como combatir los pechos caidos sin cirugia

El láser Lux 16. Sus haces de luz penetran hasta 6 cms. en la superficie de la piel y se encargan de estimular en profundidad la producción de colágeno y elastina. Además, produce una vasodilatación de los vasos sanguineos que activa el proceso de regeneración celular.

5) Cabello. ¿Me voy a quedar calva?

Rotundamente no, pero si vas a experimentar, tras dar a luz, una época de pérdida de cabellos importante. Tu cabello ha ralentizado su ritmo de renovación y el pelo que tenia que haber caido siguiendo su curso habitual, no lo ha hecho. Al recuperar tu vida hormonal habitual, parece que el cabello se cae de golpe.

Como combatir la caida del cabello

Ritual Anti-caida de Kérastase tratamiento eficaz para prevenir la caida capilar y fortalecer el cabello. Champú, mascarilla y masaje se dan cita en él para animar tu melena.

6) Tripa. ¿Dónde está mi cintura?

Una media de 12-15 kilos extra, acumulados alrededor del abdomen, lo explican todo. Volverás a tener cintura, pero con un poco de paciencia. El feto necesita espacio donde crecer y una vez superado el parto, no es fácil que la piel sobrante vuelva a su sitio. Se juntan factores como la grasa extra cumulada y la flacidez.

Como remodelar la cintura

Ultrashape: realiza una remodelación ultrasónica destruyendo las células grasas sin dañar el tejido. En una sesión pueden perderse entre dos y tres centimetros de contorno.

7) Uñas. ¿qué les pasa?

Lo mismo se endurecen y crecen más rápido, que se vuelven frágiles y quebradizas. Después del parto, no serán las mismas. Durante el embarazo, lo mismo que ocurre con el cabello, las uñas tienden a crecer más rápido y mejor, pero después del parto, las biologia vuelve a su cauce y pueden darse casos de fragilidad y sensibilización. El desecamiento extremo es otro de los factores clave.

Como fortalecer las uñas

Manicura con parafina: para recuperar las uñas más resecan y maltratadas.

8) Cesárea. 30% de casos

La cicatriz de la cesárea puede reducirse a la minima expresión si se toman medidas inmediatas. Siempre que el parto presente complicaciones, el ginecólogo recurrirá a la cesárea.

Como borra las huellas de la cesárea

La dermoabrasión es un método eficaz a la hora de reducir las cicatrices de origen quirúrgico. La técnica consiste en eliminar las capas superiores de la piel mediante un aparate eléctrico que la raspa. Cuando la piel se cura, la superficie recupera una apariencia más fresca y suave

Revista Ultimate

‘El Dr. Javier Mato Ansorena, de las Clinicas Mato Ansorena en Madrid, Sevilla y Huelva se encuentra entre los 10 mejores cirujanos plásticos de España’

 

, , ,

¿En qué consiste el microinjerto de cejas? (La Razón)

9/10/2010 – Descargar artículo original periódico La Razón: “Microinjerto de Cejas”

El Microinjerto de Cejas

Las cejas naturales, incluso algo despeinadas, gruesas y tupidas son una constante en todos los desfiles y un deseo para casi todas las mujeres, sobre todo para quienes han abusado de las pinzas. No sólo enmarcan los ojos, sino que resaltan nuestra belleza y potencian la mirada. Si es su caso, no se preocupe, porque lo último es una técnica de transplante con resultados definitivos.

¿En qué consiste el injerto o transplante de cejas?

Cejas bonitas - Injerto o trasplante de cejas - Clínicas Mato Ansorena, Madrid, Sevilla, Huelva, Valencia, AlicanteEl injerto o trasplante de cejas consiste en transplantar pelo de una parte del cuerpo a las cejas escogiendo el más apropiado (en cuanto a calibre, textura y coloración) de axilas, nuca o detrás de las orejas, Se trata de un procedimiento ambulatorio, muy poco invasivo, de ahi que la paciente necesite un periodo de recuperación corto, ya que se realiza bajo anestesia local.

El procedimiento consta de 2 etapas: la extracción de las unidades foliculares, dónde se realizan micro incisiones aleatorias con punches de muy bajo calibre (0,75 mm) a profundidad muy controlada. El éxito depende de la habilidad del cirujano al alinear el punche perfectamente paralelo al eje del pelo y hacer el corte para evitar succionar el foliculo. Después se extraen cuidadosamente con unas pinzas muy finas.

En la segunda parte se realiza la implantación de las unidades foliculares, con un instrumento llamado “implanter” que automatiza la incisión-colocación en un solo tiempo. No es necesario el vendaje en las zonas donantes o receptoras y, en cuanto a la intervención, dura alrededor de dos horas.

¿Cómo es el postoperatotio del injerto o implante de cejas?

La paciente puede hacer vida normal inmediata. El pelo que se transplanta mantiene su información genética de crecimiento con una fase anágema mucho más prolongada. Hay que recortarlo una vez al mes.

¿Cuál es el precio del injerto o implante de cejas?

1.500€ una ceja y 2.500€ las dos.

¿Dónde se realiza el injerto o implante de cejas?

En los centros de Injerto Capilar de las Clinicas Mato Ansorena en Madrid, Sevilla y Marbella.

Marta Boira Vara del Rey
Periódico La Razón

 

, , , , ,

Lo último: cirugia de aumento de pecho y abdominoplastia asociadas con una sola cicatriz (Vogue)

 Vogue – Marzo 2012 Descargar .pdf con reportaje original revista.

Alicia duran, decidida a recuperar su figura tras su tercer embarazo, detalla como se sometió a esta intervencion puntera.

“Siempre he sido delgada y con bastante pecho… hasta que fui madre. A mis 38 años , tengo una genética generosa, y sé que incluso parezco más joven. Sin embargo, hace poco menos de un año, tras tener a mi tercer hijo, no tuve más remedio que asumir que definitivamente habia perdido mi figura esbelta y fibrosa. Aunque vestida seguia estando resultona porque usaba mis argucias (iba siempre con faja, usaba sujetadores y bikinis con relleno), sin esas “trampas” ya no era, ni mucho menos, como antes. Mi pecho originalmente una talla 100, habia ido desapareciendo, literalmente, cada vez más tras cada lactancia. Y mi vientre dejó de ser plano para convertirse en una bola flácida, incómoda y antiestética. En definitiva, dejé de sentirme en mi cuerpo para sentirme atrapada en uno ajeno. Este sentimiento se inició después del primer embarazo, se agudizó tras el último parto, lo que me llevó a plantearme – esta vez realmente en serio- recurrir a la cirugia estética de aumento de pecho. Después de los dos primeros embarazos probé diversos tratamientos, pero ya no podia engañarme pensando que mi problema podia solucionarlo en una cabina estética o en el gym. Lo habia intentado todo: hice dietas y ejercicio para rebajar vientre; me gasté una fortuna en sesiones de mesoterapia, electroestimulación, plataforma vibratoria y radiofrecuencia; me aplicaba disciplinadamente cremas reductoras y reafirmantes sin obtener más que una cierta mejora en la apariencia de mi piel. Pero en mi caso eso no era suficiente, asi que me puse a investigar. Me pasé muchas horas delante del ordenador buceando en la red, pero terminaba confusa. Finalmente, y a través de unas amistades, decidi consultar con tres cirujanos de prestigio.”

“Finalmente decidi operarme vientre y pecho con el Dr. Mato Ansorena. Fué una cuestión de piel; hubo feeling desde el primer momento.

vogue-marzo-2012-2-aumento-de-pecho-senos-mamas-mamoplasia-abdominoplastia-madrid-sevilla-huelva

Me hizo sentir cómoda en la consulta y no me encontraba intimidada al plantearle mis dudas y temores. Tenia miedo al quirófano, a la anestesia, pero también a los resultados. Primero porque no terminaba de creer del todo que mi vientre- con un michelin colgante que no podia abarcar con toda mi mano- pudiese quedar igual al que tenia antes de mi primer embarazo y, por otro lado, porque, tras las cesáreas, comprobé que tengo tendencia a cicatrizar mal y a desarrollar queloides. Pero el Dr Mato Ansorena  me propuso una opción que ni siquiera se me hubiera pasado por la cabeza en la mejor de las fantasias: realizar la doble intervención pero con una sola incision en el abdomen. ¿Cómo? La idea, me explicó, era hacerme una abdominoplastia en la que me coserian la fascia muscular (la fina capa de tejido que cubre los músculos) a izquierda y derecha del ombligo y de arriba hacia abajo, como si fueran las pinzas de un pantalón; después esitrarian la tripa reconstruyendo un ombligo nuevo y cortarian la piel que sobrara. Hasta ahi lo que ya sabia, por mis indagaciones en internet. El siguiente paso, sin embargo , consistia, en vez de hacer incisiones en el pecho para introducir los implantes, en introducirlos desde el abdomen, aprovechando que ya estaba abierta por esa zona. Por ahi harian pasar las prótesis hasta el bolsillo mamario, por debajo del músculo para lograr la naturalidad que yo queria.”

Lo último: cirugia de aumento de pecho y abdominoplastia asociadas con una sola cicatriz.

¿De verdad se podia hacer eso? ¿Por qué, entonces, no es algo que se haga habitualmente si con ello la mujer se ahorra una cicatriz en el pecho?

“Esta no es la via habitual- me dijo el doctor Mato- porque el trayecto hasta llegar a la mama es más largo y mucho más complicado.

Hay que pasar la barrera anatómica- el surco submamario- que es fundamental dejar bien suturado. Si no se cierra bien el bolsillo con puntos de sujeción adicionales se corre el riesgo de que caiga la prótesis. En definitiva- añadió- ésta es una buena solución en casos como el tuyo, en los que la paciente, además de un aumento de mama, desea corregir cicatrices feas de una operación previa- de vesicula, colon, cesárea- o quieren también realizarse una abdominoplastia. Es una alternativa más en cirugias asociadas porque la paciente se evita dos cicatrices”. Pero también es cierto que es un tipo de intervención más laboriosa y complicada, que requiere mucha pericia, mimo y experiencia.

Propuesta aceptada. Pero no queria que quedase nada en el aire, y prácticamente someti al Dr. Mato a un tercer grado sobre tamaños y tipos de prótesis.

Realmente me obsesionaba mucho que el resultado no fuese natural. Queria recuperar la tersura y turgencia perdidas. En cuanto al tamaño, volver a la talla 100 de mi juventud no era tanto una prioridad. De hecho de adolescente llegué a tener incluso complejo de mucho pecho. Con esta intervención no buscaba ni ser la más sexy ni presumir de un escote voluptuoso. No va con mi forma de ser. Sin embargo, el Dr. Mato me contó que no le gustaba cerrar en consulta el tamaño del las prótesis. Generalmente, preferia- teniendo clara las expectativas y el estilo de vida de la paciente -, y previo consentimiento informado- llevar al quirófano tres tipos de prótesis y probar insitu cuál o quedaba mejor. De hecho, en mi caso, terminó poniendo un pelin más de lo que en principio pensábamos. El motivo era que, al haber tenido bastante pecho antes, mi bolsillo era grande y, aunque ahora se habia vaciado la glándula mamaria habia que rellenar ese espacio. La solución fue una prótesis que rellenara el hueco superior – totalmente plano- y el resultado, ejecutado de forma submuscular, absolutamente armónica. De hecho, aunque utilice escotes pronunciados, nadie “sospecha” de su total naturalidad. Aún no puedo creer que me haya liberado de las fajas y de los rellenos. Estoy feliz y es cierto que, aunque tuve algún momento de debilidad en el que me planteé dar marcha atrás, ahora no me arrepiento de mi decisión.

No quiero tampoco que se piense que esto fue un camino de rosas. El postoperatorio se hizo realmente lento. Curas cada cuatro dias para hacer un seguimiento de la cicatrización, y dos semanas andando encorvada porque me tiraban y dolian los puntos de la cicatriz abdominal. No podia sostener al mi bebé, y coger un plato del estante de la cocina era un odisea… Además, tuve que llevar una faja que me comprimia desde la rodilla hasta debajo del pecho, con tres niveles de cierre que iba apretando a medida que me deshinchaba. Del pecho, por el contrario, no me enteré, porque no tenia puntos. Y, a pesar de la cicatriz del abdomen- antes tenia los queloides de las cesareas- me vualvo a sentir plenamente identificada con mi cuerpo.

, , , , ,

España es el país de la UE donde más cirugía estética se realiza anualmente

La más demandada es la cirugía facial, seguida del aumento de pecho (mamoplastia), la cirugía de párpados (blefaroplastia), la nariz (rinoplastia) y la abdominoplastia – Nueve de cada diez son mujeres

España sigue siendo el país de la Unión Europea donde más intervenciones de cirugía estética se realizan anualmente, donde la cirugía facial es la más demandada (41,6%) al estar compuesta por diferentes intervenciones como, la blefaroplastia (párpados) o la rinoplastia.

La Liposucción: la cirugía estética más demandada por ambos sexos

No obstante, al analizar los datos de forma individual, la liposucción, que permite un remodelado de la silueta mediante la extracción de grasa o el tejido adiposo, es la más solicitada por ambos sexos. A esta intervención de cirugía plástica, le siguen el aumento de pecho (mamoplastia), la cirugía de párpados (blefaroplastia), de la nariz (rinoplastia) y la abdominoplastia.

Las mujeres prefieren la liposucción y el aumento de pecho, los hombres cirugía facial (orejas, nariz y párpados)