cuidado de piernas
, , , ,

Cuidado de piernas para salir de la cuarentena a punto

Las semanas de confinamiento y el teletrabajo están provocando estragos en nuestro cuerpo: aumento de peso, dolores musculares, aumento de celulitis, molestias en las piernas… En este artículo, te vamos a dar unos consejos para el cuidado de piernas para salir de la cuarenta a punto.

cuidado de piernas

Cuidado de piernas: hinchazón

A continuación, te damos una serie de consejos, cuidados y ejercicios para evitar la hinchazón de las piernas que causan tantas molestias en las piernas:

  • Si notas las piernas cansadas o se te inflaman los tobillos con regularidad, una buena medida es poner los pies en alto, siempre por encima del corazón.
  • Seguir una dieta baja en sal para evita la retención de líquidos y disminuir así la hinchazón de los tejidos.
  • Reducir el consumo de azúcares y grasas, ya que éstos facilitan la aparición de toxinas y degeneran el tejido adiposo.
  • Beber agua es fundamental. No olvides que la recomendación es beber al menos dos litros de agua al día.
  • Reduce el consumo de café y tabaco. Son vasoconstrictores, es decir, estrechan el diámetro de los vasos sanguíneos y por lo tanto reducen la cantidad de sangre que llega a los miembros inferiores (piernas).
  • Evita la bollería rica en grasas saturadas, ya que es una de las peores enemigas de una buena circulación.
  • No uses ropa ajustada. Son un obstáculo que impide el buen funcionamiento de la circulación sanguínea.
  • Evita estar sentada/o mucho tiempo. Procura levantarte y estirar de vez en cuando, más aún si tu trabajo te obliga a permanecer sentada/o frente al ordenador. No cruces las piernas, ya que la presión sobre la zona pélvica perjudica la circulación a nivel inguinal.
  • Realiza masajes en las piernas, en dirección de los tobillos a las ingles. El movimiento beneficiará la circulación y evitará, en parte, la retención de líquidos.

 

Cuidado de piernas: alimentos para mejorar la circulación

  • Las verduras y hortalizas: preferentemente crudas o al vapor, deben ser la base de la dieta.
  • Vitamina E: el salmón, el atún, las olivas, los huevos, el pollo o los derivados de la leche son alimentos ricos en esta vitamina, que debes consumir regularmente. La vitamina E es un vasodilatador. Por eso, su ingesta es muy beneficiosa para la circulación sanguínea.
  • Vitamina C aumenta su ingesta ya que, además de sus propiedades antioxidantes contra el envejecimiento, la vitamina C es muy beneficiosa para la circulación. Frutas como la mandarina, la naranja o el kiwi son muy ricas en esta vitamina.
  • Potasio: también deberías aumentar su ingesta, ya que ayuda a eliminar el exceso de líquidos en el cuerpo. Entre los alimentos ricos en potasio se encuentran las frutas frescas, de las cuales, la más rica en este elemento es el plátano. También puedes encontrarlo en el melón y sandía, y en verduras como tomate, acelgas, espinacas, berros, alcachofas, acelgas y calabaza.
  • Cereales integrales: consume habitualmente, ya que son alimentos muy beneficiosos para una buena circulación, mejoran el tránsito intestinal y evitan el estreñimiento, un síntoma que beneficia el estancamiento de los líquidos del cuerpo.
  • Infusiones: son grandes aliadas para evitar la mala circulación. El naranjo amargo, la hamamelis, el rusco o la vid roja, té verde, jengibre, diente de león, cola de caballo y ortiga, son algunas de las infusiones que te ayudarán a mejorarla.

 

Cuidado de piernas: ejercicios

La falta de ejercicio y las comidas copiosas que estamos realizando durante la cuarentena están provocando aumentos de peso y una mayor aparición de celulitis. Para ayudar a reducir este problema, especialmente en las piernas que es donde suele aparecer la celulitis, deberás aumentar la actividad física y evita el sedentarismo. Es cierto que el aislamiento que vivimos por la pandemia de coronavirus no tiene por qué ser una excusa para no mantener nuestro cuerpo en forma. Con ello, podemos aprovechar el tiempo libre en casa y regresar a la normalidad con buenos hábitos.

La actividad física regular, aparte de ayudarnos a controlar el peso, tiene muchas ventajas para nuestra salud, sobre todo en la parte de la salud mental. Nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y a liberar el estrés.

Hay que dedicar como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

Os dejamos un enlace a los tratamientos de medicina estética más demandados durante el verano para poner nuestro cuerpo a punto, y en especial para paliar los efectos que nos está dejando la falta de movimiento la cuarentena. https://www.clinicasmatoansorena.com/tratamientos-de-medicina-estetica-corporal/

A continuación, proponemos algunos ejercicios:

EJERCICIOS AERÓBICOS

– Levantar las rodillas hasta tocar las manos. Se varía la intensidad en función de la forma física.

– Carrera estática. Simular el movimiento de una carrera sin desplazamiento. La intensidad variará en función de la forma física.

– Talón-glúteos. Al trote, llevar los talones al glúteo.

– Jumping-jack. Saltos estáticos abriendo y cerrando piernas y brazos.

– Saltar a la cuerda. No es necesario contar con una cuerda, basta con simular el movimiento tanto con los brazos como con las piernas.

– Rodilla al codo. Elevar la rodilla y, con los brazos en la cabeza, tocar con el codo contrario.

 

EJERCICIOS DE FUERZA

– Squat. Agacharse doblando las rodillas, sin que estas sobrepasen las puntas de los pies, y sin doblar la espalda. Se puede añadir algo de peso cogiendo botellas de agua, botes o paquetes de legumbres o pasta en los brazos.

– Abdominales. Con las piernas flexionadas y la espalda apoyada en el suelo, levantar la pelvis, haciendo fuerza con los glúteos y el abdomen. Mantener en esa posición unos segundos y volver a bajar lentamente. Se puede añadir peso colocando objetos sobre la pelvis.

– Superman. Tumbado boca abajo, levantar las cuatro extremidades, mantener unos segundos y volver a bajar. Si resulta complicado se pueden levantar de una en una o de dos en dos.

– Planchas. Boca abajo, apoyado solo sobre los antebrazos y las puntas de los pies, mantener 30 segundos. Es importante que los hombros estén a la altura de los codos.

 

Ahora que poco a poco podemos salir a caminar y correr, debes empezar por realizar ejercicio de manera paulatina y estirar los músculos al empezar y terminar el ejercicio. Y recuerda que es importante mantener todas las medidas de seguridad.

Si aún haciendo ejercicio, quieres una ayuda extra para mejorar tu físico, pide cita en nuestras clínicas para que nuestro equipo médico te asesore sobre los tratamientos que más te convienen.