Entradas

, , , , , , , , , , , , ,

Cirugía en verano ¿sí o no?

revista-ultimate-necesitas-operarte-cirugia-estetica-madrid-sevilla
, , ,

¿De verdad necesitas operarte? (Revista Ultimate)

Más pecho, menos tripa, nada de arrugas… Hoy día, el bisturí se ha convertido en el mejor sucedáneo de esa varita mágica que con un toque nos transformaba en la princesa más hermosa en nuestras fantasías infantiles. Pero meterse en un quirófano no forma parte de ningún cuento. Es una decisión que debe ser tomada de forma madura y, por encima de todo, debe estar avalada por el criterio de un especialista.

revista-ultimate-necesitas-operarte-cirugia-estetica-madrid-sevillaEn la sociedad actual, meterse en un quirófano para transformar el aspecto físico “a demanda” se ha convertido en una actitud prácticamente equiparable a la de entrar en una boutique y salir con el fondo de armario renovado. Esto, que puede parecer una exageración o rozar la frivolidad, llega incluso a convertirse en habitual para muchas personas, hasta el punto de desencadenar en casos extremos una adicción a la cirugía estética, patología que ya ha pasado a formar parte de los manuales de psicología. Sin embargo, no es extraño que cada vez más las intervenciones de estética se consideren como una estrategia más para mejorar el aspecto físico, algo factible gracias a las nuevas técnicas menos invasivas.

El problema surge cuando una persona se somete a una cirugía estética absolutamente innecesaria e incluso desaconsejable desde el punto de vista estético y, lo que es peor, entra en una espiral en la que si no se “infiltra”, “retoca” o, directamente, “se opera”, nota un descenso en su autoestima que puede llegar a afectar incluso a su comportamiento social. Uno de los “efectos secundarios” de estas decisiones erróneas son las desproporciones de volúmenes labiales, pectorales, etc y los contrastes entre rostros “planchados” y cuerpos que revelan el paso del tiempo. Todo ello echa por tierra esa máxima de que la belleza reside en la armonía y la proporción.

¿Cuál es entonces la línea que separa una decisión “acertada” de un uso inadecuado de la cirugía estética?

Para casos en los que realmente existe un problema físico que puede mejorarse, la cirugía es realmente útil, pero previamente a esa determinación, sobre todo si se trata de una joven, habría que evaluar antes otras variables para asegurarse de que la decisión no se debe ni a una moda, ni a un capricho ni a un problema de autoestima.

¿Decisión meditada o capricho?

Según la página web de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica, las categorías de pacientes que son buenos candidatos a someterse a una intervención de este tipo son dos:

1) Los que poseen una autoestima fuerte, son perfectamente conocedores de su imagen y tienen muy claro qué parte concreta de su anatomía quieren cambiar o mejorar.

2) Aquellos que tienen un defecto físico que les produce algún tipo de problema o ha afectado a su autoestima con el paso del tiempo. Según los expertos, los mejores pacientes potenciales son aquellos que tienen expectativas simples, concretas y, sobre todo, realistas.

revista-ultimate-necesitas-operarte-cirugia-estetica-madrid-sevillaPor tanto, si estás considerando someterte a una intervención de estética, no pierdas de vista el total de tu conjunto –puede que si tienes un cuerpo excesivamente menudo, unas prótesis voluminosas no sean la opción más acertada- y asegúrate de que tienes muy claro qué puedes esperar del resultado: el quirófano no es una “máquina de los deseos” capaz de transformar tu vida radicalmente. De hecho, lo único que puede hacer por ti la cirugía estética es cambiar la forma en la que tú te sientes respecto a ti misma… aunque tampoco te creas que tienes todas las garantías: hay otros muchos factores que inciden en este sentimiento. De hecho, a veces un pequeño retoque tiene más repercusión sobre la autoconfianza que una intervención más compleja. Motivos más o menos ocultos… y erróneos.

Es normal que cada vez que estamos de bajón nos vayamos de compras o a la peluquería en un intento por elevar nuestra moral mediante una ayudita externa. Sin embargo, y aunque en numerosas ocasiones el motivo que lo impulsa es el mismo, recurrir al bisturí como antidepresivo ya son palabras mayores. Muchas personas deciden operarse en sus épocas más bajas, cuando están pasando un mal momento anímico o como vía de escape para superar, por ejemplo, un desengaño amoroso. Este tipo de actitudes se ven propiciadas por el boom actual de la cirugía estética, actualmente al alcance de casi todo el mundo, y que está relacionado con una corriente que prima el “sentirse favorecida” por encima del “estar bien”.

Ideas claras

1) Operarse no es como comprarse unos zapatos. Tras la intervención es necesario pasar por un proceso de reajuste que tiene que hacerse lenta y progresivamente, ya que reconstruir una autoestima maltrecha lleva su tiempo.

2) Un peinado equivocado, un maquillaje poco favorecedor, unos kilos de más… hay muchas cosas de nuestro aspecto que no requieren bisturí y mejoran nuestra imagen. Así que antes de “cortar por lo sano”, prueba nuevas opciones de vestido o de maquillaje. Si no te resulta fácil, ponte en manos de un asesor de estilo.

3) No todo es cirugía: hay otras opciones para mejorar tu aspecto. “Muchas veces, tomamos la decisión de operarnos sin saber que existen otras maneras no tan drásticas que ofrecen los mismos resultados estéticos de la operación, e incluso, en ocasiones, los mejoran”.

4) El cirujano debería ser la persona que arrojara más luz sobre este asunto. El objetivo de un buen especialista ha de ser ayudar al paciente a que desarrolle expectativas realistas respecto a la intervención. Debe reiterar el mensaje de que el objetivo es la mejora, no la perfección. Desconfía si el tuyo insiste en operarte a toda costa.

, , , , , , ,

Cuestión de cintura, la nueva protagonista de la ‘operación biquini’ (El Mundo)

Es una de las zonas del cuerpo que más sufre con los cambios de peso, los vaivenes hormonales y después del embarazo. A partir de los 30 años la grasa se acumula principalmente en los flancos y el vientre, lo que desdibuja la silueta. Por eso, perder cintura es una de las preocupaciones más habituales de las españolas. Lo demuestran datos de la Sociedad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre), que calcula que en nuestro país se realizan unas 12.000 liposucciones al año (la intervención más frecuente tras la de aumento mamario). Concretamente, tiene más demanda que en las rodillas, los glúteos o la cara interna del muslo, según aseguran en el Instituto Javier de Benito (institutodebenito.com). La técnica se denomina minilipo: a través de unas incisiones de dos o tres milímetros se introducen unas cánulas muy finas que eliminan la grasa; no requiere ingreso y a la semana se puede hacer vida normal (desde 2.500 euros).

El quirófano es la opción más efectiva, pero no la única.

La doctora Blanca Vasco, de las clínicas Mato Ansorena (clinicasmatoansorena.com), propone como alternativa médica la mesoterapia lipolítica, que consiste en inyectar sustancias que favorecen la quema de grasa (90 euros/sesión). Pero, además, hay protocolos en cabina, rutinas de fitness y masajes que favorecen la recuperación o el mantenimiento de la cintura para superar la prueba del biquini… o del cinturón de moda.

, , , , , , , , , , , , ,

Adiós a las caras deformadas: cirujanos buscan devolver la naturalidad tras los excesos del pasado (ABC)

, , , , , , , ,

1 de cada 3 mujeres no está a gusto con su pecho (El Mundo)

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los mejores cirujanos plásticos de España (El Mundo – Marzo 2017)

Liposuccion en Marbella
, , , ,

Esculpir nuestro cuerpo, mejorar nuestra mente (Vogue)

La técnica de la liposuccion consiste en la extirpación de tejido graso mediante una fina cánula -de entre 3 y 4 mm.- que se introduce a través de pequeñas incisiones realizadas en la piel. En nuestro cuerpo existen dos compartimentos grasos: uno subcutáneo y otro más profundo. Las primeras técnicas de liposucción tan sólo llegaban a este último pero los nuevos sistemas permiten acceder a ambos niveles. La diferencia entre la antigua Liposuccion y la más moderna reside en que inicialmente las cánulas penetraban a través de túneles independientes mientras que hoy se hace toda una galeria interna que facilita la absorción y mejora los resultados.

 

Liposucción- Esculpir nuestro cuerpo, mejorar nuestra mente (Vogue) junio 2011Vogue – Junio 2011

La cirugia estética ha sido frivolizada por muchos aun cuando ha conseguido resultados excelentes mejorando no sólo el aspecto fisico de muchas personas sino también el mental. Siendo entre sus especialidades la liposucción una de las técnicas más demandadas y que mejores resultados está dando. Aplicada tanto a hombres como a mujeres permite eliminar las bolsas de grasa localizada y moldear el cuerpo casi como si se tratara de una escultura.

Las clinicas de cirugia plástica se ven desbordadas cada primavera ante la demanda de liposucciones.

Se acerca el verano y es el momento de intentar resolver ese problema de exceso de grasa que tantas veces uno ha querido eliminar de diversas maneras… sin éxito.

Pero ¡ojo!, porque la liposucción es una técnica útil y válida pero que sólo debe utilizarse si el médico lo aconseja, algo que suele suceder nada más que en casos extremos. Y es que la liposucción tiene sus indudables ventajas pero también sus riesgos. Eso si, a ella se pueden someter tanto personas obesas como delgadas ya que no debe perderse de vista que el objetivo de la liposucción es combatir la lipodistrofia (depósitos de grasa localizados) y moldear el cuerpo, no acabar con la obesidad ni como erróneamente se ha extendido con la celulitis.

LLEGAN LOS ULTRASONIDOS

Además de la liposucción convencional existe la que se hace por ultrasonidos y que consiste en la aplicación de ondas ultrasónicas para licuar la grasa. Se trata de una modalidad que ha mejorado notablemente ya que en un primer momento resultaba muy dificil calcular el volumen de grasa que se licuaba. Por otro lado, las ondas ultrasónicas no eran de la misma frecuencia y lesionaban otras estructuras como la piel o los vasos sanguineos. Hoy se han superado estos problemas iniciales e incluso se ha conseguido que con este tipo de liposucción el postoperatorio sea menos doloroso y más rápido. A pesar de lo cual algunos cirujanos se decantan por el sistema tradicional ya que consideran que el riesgo de dejar cicatrices es mucho menor.

Liposucción: La intervención

Una liposucción implica someterse a una intervención quirúrgica que dura aproximadamente entre dos y cinco horas. En sus inicios se empleaba anestesia epidural pero hace años ya que ésta se sustituyó por la local con sedación y desde entonces no es preciso ser hospitalizado aunque si debe realizarse en un quirófano con todos los medios de asepsia, monitorización y reanimación necesarios. Finalizada la intervención, el paciente puede irse a su casa andando aunque durante dos o tres dias notará alguna molestia en la zona tratada y deberá llevar una faja especial al menosdurante cuatro semanas. A partir de ese momento se realiza un seguimiento del paciente que dura unos 6 meses, tiempo durante el cual se observa una mejora progresiva.

EN MANOS DE PROFESIONALES

A los inconvenientes mencionados se añade uno importante: el del gran número de profanos en el oficio que se dedican a practicarla. Según datos de la Sociedad Española de Cirugia Plástica, en España existen 480 cirujanos plásticos, la práctica totalidad pertenecientes a ella; sin embargo, hay más de 3.000 médicos que, sin estar adecuadamente formados, practican liposucciones. Algo que da lugar muchas veces a intervenciones en las que la extracción de grasa se hace por exceso o por defecto con lo que la piel puede quedar deformada haciéndose precisa una segunda intervención que solucione el problema; sólo que en ocasiones el mal es irreversible.

De hecho, son muchas las personas que tras haberse sometido a una liposucción acuden a la clinica del Dr. Javier Mato Ansorena -uno de los grandes especialistas en cirugia plástica con que actualmente cuenta nuestro pais- en busca de una nueva operación que les solucione el daño ocasionado. Cada año pasan por sus manos más de 500 pacientes, parte de ellos procedentes de otras clinicas en las que ha sido peor el remedio que la enfermedad.

-Resulta duro -nos diria el Dr. Mato Ansorena- ver cómo el intrusismo profesional da lugar no sólo a una mala prensa de la cirugia plástica sino también a auténticos problemas de salud. La técnica de la liposucción es sencilla pero ha de realizarla siempre un profesional. Además, conviene tener en cuenta que no es lo mismo hacerla en una zona que otra. Asi, la papada, el pubis, la parte anterior del muslo y la posterior de la pierna son partes de nuestro cuerpo mucho más complejas y donde no siempre puede practicarse. Asimismo, ya de cara a la recuperación, tampoco es lo mismo una piel joven que una piel envejecida y flácida.

En este sentido, el doctor Martin -de la Clinica Menorca- nos comentaria que él utiliza unas cánulas especiales para liposucciones en el tobillo. \”Dada la especificidad de esta parte de cuerpo ;nos comentaria- es preferible que el diámetro de la cánula sea mejor\”.

CLAVES PARA MANTENER EL TIPO

En suma, con la liposucción se logra eliminar gran parte de los adipocitos o células grasas que poseemos. Pero estas células tienen un número fijo a partir de nuestro segundo año de vida y por tanto es importante que los niños pequeños no sean gordos a fin de evitar un incremento en su nivel de adipocitos. No obstante, aunque la liposucción reduzca nuestro número de células grasas no lo hace en su totalidad y si no cuidamos nuestra alimentación podemos recuperar el volumen perdido ya que los adipocitos que nos quedan crecerán más compensando los que se han eliminado.

-Los pacientes sometidos a liposucción -nos diria el Dr. Mato Ansorena- deben mantener luego a rajatabla una dieta que contribuya a disminuir los ácidos grasos en sangre durante al menos los dos primeros meses, siendo asimismo aconsejable que practiquen algún deporte que favorezca la zona tratada. E igualmente son adecuados, en algunos casos, los masajes.

-Se ha dicho que la liposucción puede llegar a tener graves consecuencias en casos extremos. Informes oficiales indican que un pequeño porcentaje muere durante una liposucción.

-Conozco las estadisticas. Pero en ellas no se dice quiénes practicaron las intervenciones, si cirujanos plásticos formados o personas escasamente preparadas. Ni se dice en qué condiciones se hicieron. Ni se habla de las caracteristicas propias de cada persona ni de los riesgos que corrian por padecer otros problemas fisicos graves. En suma, se sabe que un pequeñisimo número murió pero ni siquiera si fue realmente a causa de la intervención o de un problema paralelo que no se controló. Por eso hace falta que esta intervención, como cualquier otra, la haga siempre un cirujano plástico. En ese caso el riesgo es prácticamente inexistente.

EL PACIENTE IDEAL

-Luego el estudio previo del paciente en profundidad es importante… -Antes de someterse a una liposucción -nos responderia el Dr. Mato Ansorena-, e especialista debe estudiar cada caso concreto atendiendo tanto a las caracteristicas fisicas (flacidez, localización de la grasa…) como psiquicas (cuáles son las expectativas de mejora tras la intervención). Porque no todos los pacientes van a obtener el mismo resultado. Es obvio que una chica joven y guapa que tan sólo desea corregir unas pequeñas pistoleras saldrá mucho mejor parada que una de edad avanzada y con grandes depósitos de grasa. Esta última debe saber que no recuperará el cuerpo de cuando tenia 20 años pero que s puede disminuir su silueta y mejorar su contorno para que la ropa le siente mucho mejor. El cirujano debe valorar la edad, peso, cantidad de grasa, tipo de piel y hábitos de vida, tanto alimenticios como deportivos, del paciente. Ello, junto con las expectativas que tiene, determinará lo que se puede y debe hacer. El especialista tiene que dejar muy claro que mediante la liposucción se eliminan unidades de grasa localizadas pero no el tamaño global. Esto es lo que determina que personas con una obesidad importante o con mucha flacidez no sean los mejores candidatos para someterse a esta técnica. De hecho, son los pacientes delgados con acúmulos de grasa bien definidos, piel elástica y fina los que más pueden beneficiarse de la liposucción.

Cuanta grasa eliminar

Normalmente no se debe extraer más del 5,5% del peso corporal del paciente. En los casos en los que esta cantidad sea insuficiente es aconsejable someterse a liposucciones seriadas cada tres o seis meses atendiendo a las necesidades y condiciones fisicas de la persona tratada.

Cuando someterse a una liposucción

En realidad podemos acudir al cirujano plástico en cualquier época del año pero el otoño y el invierno son las estaciones idóneas ya que nos resultará más fácil llevar la faja postoperatoria y estaremos recuperados de cara al verano.

LA OTRA CARA DE LA LIPOSUCCION

Toda intervención quirúrgica conlleva riesgos. Y si bien la liposucción no es en principio una técnica compleja, si requiere de un profesional con experiencia capaz de evitar complicaciones innecesarias, tanto estéticas como médicas. Entre ellas cabe destacar:

  • Complicaciones estéticas:
    •  -Ondulaciones y depresiones.
    •  -Déficit de contorno.
    •  -Decoloración de la piel.
    •  -Hundimientos y deformaciones.
    •  -Asimetrias.
  •  Complicaciones médicas:
    •  -Embolismo graso.
    •  -Tromboflebitis y tromboembolismo pulmonar.
    •  -Infección e inflamación.
    •  -Seroma y hematoma.
    •  -Lesión tisular y necrosis.
    •  -Pérdida de sangre.
    •  -Deshidratación.

En muchas ocasiones es el intrusismo profesional el responsable de estos problemas. Insistimos, por tanto, en que debe de acudirse siempre a un cirujano plástico acreditado y no a uno de los muchos profanos en la materia que tan sólo poseen el certificado de un cursillo de fin de semana.

images/stories/portal/prensa/liposuccion.pdf

 

, , , , , , , , , , , , ,

“Un buen cirujano plástico tiene que tener sentido artístico, ser un buen técnico y sobre todo tener experiencia”. Excelencia Plástica (El Mundo).

, ,

Implantes mamarios: todo lo que tienes que saber antes de someterte a un aumento de pecho (MujerdeHoy)

Páginas

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.