celulitis
, , ,

Celulitis: causas y tratamiento

La celulitis es un trastorno estético muy frecuente en mujeres, de las cuales, más de un 85% lo sufrirán a lo largo de su vida a partir de la pubertad. A continuación os contamos los factores que intervienen en la aparición de la celulitis y los diferentes tipos de tratamientos para eliminarla.

celulitis

Factores que provocan la aparición de celulitis

Los factores que predisponen a padecerla son:

  • Factores hormonales
  • Genéticos y, por tanto, hereditarios
  • El tipo de dieta: la ingesta excesiva de grasas y carbohidratos.
  • Alteraciones emocionales: el estrés puede ayudar a su génesis.
  • El estilo de vida: sedentarismo, fumar o consumo de alcohol.
  • La menopausia.
  • Algunos fármacos como los anticonceptivos.

En la celulitis se produce una salida de líquido al espacio extracelular y una proliferación fibrosa que comprime terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos y adipocitos, pudiendo incluso ser hasta dolorosa y dando ese aspecto característico acolchado o de “piel de naranja”. Se localiza especialmente en la mitad inferior del cuerpo y en su aparición intervienen los factores mencionados anteriormente. No está relacionada con el peso y es de carácter crónico.

 

¿Por qué la celulitis aparece fundamentalmente en mujeres?

  • Por la diferente anatomía entre hombre y mujeres.
    La apariencia de piel de piel de naranja la causan las herniaciones de grasa que se desplazan desde la hipodermis hacia afuera, es decir, hacia la dermis. En las mujeres con celulitis las paredes que separan los lóbulos adiposis entre sí son perpendiculares a la superficie cutánea, mientras que en los hombres se disponen de forma cruzada, dificultando que estos consigan llegar a la dermis.
  • Alteración de la microcirculación.
    La pared interna de los capilares no es una mera pared y posee receptores para los estrógenos, la progesterona y la testosterona, lo que explica las diferencias microcirculatorias entre los dos sexos.
  • Acción de los estrógenos.
    Los estrógenos son un factor que predispone o agrava la celulitis. Este trastorno es mucho más frecuente en las mujeres y aparece después de la pubertad. Muchas veces empeora con el embarazo, la lactancia y los tratamientos con estrógenos.

 

Tipos de celulitis y tratamientos para eliminarla

Para mejorar el aspecto de la “piel de naranja” debemos recurrir a tratamientos que ejerzan tres acciones: drenante, lipolítica y reordenamiento del colágeno.

Existen diferente grados y tipos de celulitis: edematosa, fibrosa y flácida. Cada tipo va a requerir de un tratamiento diferente. Para ello, debemos valorar individualmente cada caso para establecer qué tratamiento o conjunto de tratamientos van a ser los más eficaces para cada persona. A continuación, mencionamos los tratamientos de medicina estética que se recomiendan realizar según el tipo y grado de celulitis que padezca la paciente.

  • Celulitis edematosa: deberemos combinar la presoterapia (drenaje linfático mecanizado que se realiza empleando unas botas neumáticas) con una mesoterapia.
  • Celulitis fibrosa: una buena alternativa terapéutica es emplear una mesoterapia de tipo lipolítico, combinada con la carboxiterapia o inyección intradérmica de CO2 para ayudar a reducir los acúmulos grasos localizados, así como a desfibrosar las áreas afectadas.
  • Celulitis flácida: optaremos por combinar la radiofrecuencia con mesoterapia específica para combatir la flacidez. También se puede complementar el tratamiento con electroestimulación Ultratone.

También se puede optar por la intervención quirúrgica, como es el caso de la liposucción. Con este tratamiento conseguiremos remodelar la figura eliminando los depósitos acumulados de grasa. Una vez realizada la operación, se coloca una prenda compresiva que ayudará a la piel a ajustarse a su nuevo contorno corporal, que deberá llevarse durante unas cuatro semanas.

Es normal que aparezcan hematomas e inflamación en la zona intervenida que irán desapareciendo paulatinamente preferentemente con la ayuda de los masajes de drenaje linfático.

celulitis

Consúltanos qué tratamientos, hábitos alimentarios y de ejercicio son los adecuados para tu tipo y grado de celulitis y te diseñaremos un plan a medida para mejorar el drenaje, la acción lipolítica y la disposición de las fibras de colágeno.